ESPANYOL

El desafío de defender sin Cabrera

Desde la llega del uruguayo, el Espanyol gana 0,3 puntos más por partido y recibe 0,65 tantos menos en cada una de las diez jornadas que ha disputado.

Leandro Cabrera.
Oscar J. Barroso / AFP7 / Europa

Asistir a los partidos sin público que depara actualmente LaLiga ayuda a percibir detalles inapreciables entre la algarabía de los aficionados en las jornadas anteriores. No solo se le escuchó claramente a Leandro Cabrera protestar por esa amarilla surrealista y decir “le digo que se agacha y él dice que le digo cucaracha”, sino que se constata que el uruguayo es uno de los jugadores que más ordena, anima e intenta influir con sus ánimos a sus compañeros.

En apenas diez partidos, Cabrera, de 28 años, se ha convertido en uno de los líderes del Espanyol sobre el césped, tanto en su comunicación como en la estabilidad que le da a la defensa. El uruguayo puede marcar la línea como dar una asistencia de gol con su potente saque de banda. Ahora mismo es un jugador capital, por lo que el Espanyol que acuda al Villamarín, y quien lo sustituya, afrontarán el desafío de defender sin el ‘Lele’.

Los números son transparentes. Antes de la llegada de Cabrera, el Espanyol no encontraba su central referente. El equipo jugó 20 partidos sin él en los que sumó 14 puntos, marcó 16 tantos y recibió 37. Eso se traduce en sumar 0,7 puntos por encuentro, marcar 0,8 y encajar 1,85. Números de descenso en toda regla. Con Cabrera, el equipo ha sumado diez puntos (uno por encuentro), ha marcado también diez goles y he recibido 12. El Espanyol suma 0,3 puntos más por partido y recibe 0,65 tantos menos, una mejora ostensible, números de permanencia milagrosa.

El Espanyol, de la mano del director general corporativo, Josep Maria Durán, y del anterior director de fútbol profesional, Rufete, apostó por el rendimiento inmediato de Cabrera y pagó nueve millones (la cláusula) al Getafe. El central apostó por el equipo perico debido al tipo de contrato firmado, con hasta cuatro años de relación. En caso de descenso, en su día Durán afirmó que su contrato se adaptaría a la categoría.