ITALIA

La locura del Newcastle con Immobile

El italiano, al que no le ha ido demasiado bien fuera de la Serie A, puede ser la primera estrella de la propiedad saudí. Ofrecen 55 millones la Lazio y 8 por temporada a Ciro.

"Se quedará muchos años". Hace días atrás, Igli Tare, director deportivo de la Lazio, aseguraba en una entrevista con Sky Sports que en Roma había Ciro Immobile para rato. Con 27 goles y doce encuentros por delante, el delantero está ante una de las mejores temporadas de su carrera compitiendo por la Bota de Oro con Robert Lewandowski y camino de convertirse en 'capocannionere' por tercera vez con seis goles de diferencia sobre Cristiano y diez sobre Lukaku.

Sus datos bien merecen algunas llamadas para preguntar por su situación de cara a un posible traspaso y la última es, cuánto menos, tentadora. Mohamed Bin Salman y su consorcio saudí están cerca de cerrar la compra del Newcastle y quieren convencer a Immobile de que es el momento de una experiencia en la Premier League.

Según informa la Gazzetta dello Sport, para convencer al futbolista, la futura propiedad saudí le ha puesto sobre la mesa un salario de 8 millones anuales, doblando la propuesta de renovación de la Lazio que quiere ampliar su contrato dos años más a razón de cuatro millones de euros por temporada.

Además de doblar el sueldo del italiano, los saudíes también quieren llenar el bolsillo de la Lazio y pretenden convencer a Claudio Lotito, máximo mandatario laziale, con una oferta de 55 millones de euros por el 'bomber' de Torre Annunziata. Con el bajón del mercado a causa de la pandemia de coronavirus, Ciro está tasado, según Transfermarkt, en 40 millones de euros con lo que la oferta estaría 15 millones por encima de su precio de mercado e incluso 5 por arriba de su máximo (50 millones en junio de 2018). Una operación que en total se le iría al Newcastle hasta los 135 'kilos'. 

Aunque la oferta es atractiva tanto para Immobile como para la Lazio, hay un punto en contra que podría impedir que el transalpino acabe vestido de negro y blanco. Mientras que en la península es un delantero prolífico (126 goles en la Serie A y 30 en la B), fuera de sus fronteras nunca ha conseguido acercarse a ese nivel. El primero en apostar por él fuera de Italia fue el Borussia Dortmund en 2014 tras convertirse en máximo goleador del Calcio con el Torino. El nueve no encajó y apenas vio puerta consiguiendo diez goles en 34 encuentros de amarillo. Dado el rendimiento en Alemania, el Sevilla trató de pescar en río revuelto y se vieron capaces de revitalizar el instinto del delantero, algo que no sucedió al firmar también malos números en el Pizjuán (15 partidos, cuatro goles). Cambió Sevilla por Turín y volvió a la senda del gol.

Con la Eurocopa a la vuelta de la esquina, la Lazio compitiendo en lo más alto del Calcio con él como estrella y con una renovación pendiente, parece que Ciro no dejará Roma pero, según este diario, ha recibido esta tentadora oferta y también la propuesta de ponerse a las órdenes de Rafa Benítez, que recuperaría el banquillo de las urracas con la llegada de los nuevos propietarios.