REAL MADRID

Zidane se despidió del Di Stéfano con el Castilla frente al Talavera

Marcos Llorente rescató un empate para el filial en el último partido en el feudo blanco antes de que Zidane se despidiera de sus pupilos en La Roda.

Zinedine Zidane da instrucciones a Borja Mayoral en el Castilla-Talavera de la temporada 2015-2016, su último partido en el Di Stéfano como entrenador del filial del Real Madrid.
PEPE ANDRES DIARIO AS

El Di Stéfano ha sido en los últimos años un estadio que ha generado más atención por las figuras que en él ha comparecido que por los resultados del Castilla. Raúl, Vinicius, Rodrygo o Reinier han atraído el foco hacia el feudo en el que el domingo se estrenará en partido oficial el primer equipo. El sábado 18 de diciembre de 2015 fue Zidane el que se erigió, quizás contra su voluntad, en protagonista. Aquella tarde prenavideña (el partido se disputó a las 16:00) previa al parón navideño, la expectación se concentraba en el porvenir del técnico francés. Los resultados del Madrid habían colocado a Rafa Benítez en la picota (un mes antes había perdido 0-4 en el Clásico contra el Barcelona en el Bernabéu) y durante la semana el nombre de Zizou había aparecido como sustituto.

El Castilla, segundo clasificado, perseguía el liderato del grupo II de Segunda B que, por tres puntos de ventaja, ostentaba el Barakaldo. Y recibía a un Talavera que se presentó con el objetivo de no despedir el año en descenso. Los talabricenses se adelantaron en el ecuador de la segunda parte con un tanto de Agudo y Marcos Llorente rescató un punto igualando aquella contienda con un zapatazo desde fuera del área. 1-1. El mediocentro, que marcó tres goles esa temporada, volvió a hacer diana ante los blanquiazules en la segunda vuelta.

De los protagonistas de ese partido, este domingo pueden repetir dos pupilos de Zidane aquel día. Uno en cada bando. Mariano sus órdenes y Tejero a las de Mendilibar. El lateral del equipo armero fue titular (Zizou le hizo debutar en Primera en 2017) y el delantero hispanodominicano saltó desde el banquillo a la hora de partido. La grada, a la que tenía encandilada con 11 goles (dos hat-tricks en el Di Stéfano) en 14 partidos, llevaba buena parte del partido reclamando su presencia.

Zidane dispuso de inicio a Carlos Abad (ahora en el Xanthi griego); Dani Fernández (Fuenlabrada), Lienhart (Friburgo), José León (Fuenlabrada), el citado Tejero; Marcos Llorente (Atlético); Álvaro (Albacete), Odegaard (Real Sociedad), Enzo Zidane (Almería), Cedrés (Las Palmas); y Borja Mayoral (Levante). Desde el banquillo saltaron Mariano (el único que continúa a las órdenes de Zidane), Javi Muñoz (Tenerife) y Febas (Mallorca).

"Ellos tenían una muy buena camada ese año", comenta Fran Alcoy, entonces entrenador del Talavera. El técnico recuerda para AS cómo planteó y se desarrolló aquel partido: "Queríamos quitarles el balón y hacerles correr. Cuanto más tuviéramos nosotros el balón, mejor, porque si lo tienen ellos estabas perdido, alguno te la iba a liar. Lo conseguimos, montamos tres centrales y les sorprendimos. Conseguimos que no tuvieran tanto el balón, sobrevivir ahí mejor y aguantamos bien el partido. Marcó Agudo y al final empezaron a apretar, salió Mariano, empezaron a meternos atrás y nos empataron justamente".

"Sentía que Zidane estaba capacitado para lo que iba a coger; lo ha demostrado con creces"

Fran Alcoy, entrenador del Talavera en la temporada 2015-2016. | Foto: CARLOS GRANDA

Tras el encuentro, Zizou quería mostrarse ajeno a lo que ocurría, sin pájaros en la cabeza: "Soy consciente de lo que pasa, estoy tranquilo. De momento pienso sólo en el Castilla. Lo importante es que estoy concentrado en eso". La atención mediática desbordada por el futuro del madridista le llegó a Alcoy en el 'tercer tiempo': "Me llamaron dos o tres medios de Francia preguntándome mi opinión. Sentía que estaba capacitado para lo que iba a coger. Creo que lo ha demostrado con creces auténticas".

El entrenador valenciano, que está a la espera de equipo tras cerrar un ciclo de seis temporadas en el Talavera, repartía suerte en aquella época a sus rivales. En el típico apretón de manos en el que se desea suerte al colega, los buenos augurios de Alcoy en ese encuentro y el siguiente se cumplieron no en el partido, sino a corto y medio plazo. Al regreso de las vacaciones estrechó la mano a un Imanol Alguacil que ahora pule en la Real Sociedad a una perla en bruto de aquel Castilla como es Odegaard. "Son entrenadores que han demostrado mucha capacidad", señala. El técnico recuerda con cariño la foto del saludo que mantuvo con Zidane antes del partido.

En la siguiente jornada, mientras Alcoy e Imanol se veían las caras, Zidane se despedía de sus pupilos en el filial blanco cosechando otro empate (2-2, goles de José León y Mariano para el Castilla) en La Roda. Fue un 3 de enero de 2016. Al día siguiente tomaba las riendas del primer equipo para iniciar un trienio de gloria con tres Copas de Europa y una Liga, entre otros títulos. Zizou regresa ahora al banquillo del Di Stéfano, donde todo empezó.

Castilla 1 - Talavera 1 | La ficha del partido

CASTILLA: Carlos Abad; Dani Fernández, Lienhart, José León, Tejero; Marcos Llorente; Álvaro (Javi Muñoz, 81'), Odegaard, Enzo Zidane (Febas, 87'), Cedrés (Mariano, 62'); y Borja Mayoral.

TALAVERA: Bernabé; Óscar Prats, Durán, Gonzalo, Gustavo, Héctor Camps; Rubén Rivera (Pedro, 68'), Vicente, José Sánchez, Agudo (Dani Navarro, 76'); y Perales (Gilardoni, 88').

GOLES. 0-1 (67'): Agudo. 1-1 (85'): Marcos Llorente.

ÁRBITRO. Martínez Santos, gallego. Amonestó al local Mariano y a los visitantes Agudo y Bernabé.

ESTADIO. Alfredo Di Stéfano. 1.775 espectadores. Partido de la 18ª jornada de Liga del grupo II de Segunda B disputado el 20 de diciembre de 2015.