MEMORIAS DE SUDÁFRICA

Capello tiene un problema con la portería de Inglaterra

Tras el monumental fallo de Green ante Estados Unidos, el técnico italiano decidió sustituir al portero del West Ham por Calamity James, de 39 años.

Green tras el partido de Inglaterra ante Estados Unidos.
AS

Durante la primera década del siglo XXI, Inglaterra tuvo un serio problema en la portería. David Seaman, comenzó el milenio como portero indiscutible de la selección inglesa, pero, con 39 años, dejó su huella, y para mal, en Corea y Japón 2002: se tragó un centro-chut de Ronaldinho en cuartos de final ante Brasil que sentenció a su selección y dejó prácticamente finiquitada su etapa en la selección. Desde entonces, los distintos seleccionadores fueron probando con varios guardametas como Paul Robinson, Scott Carson o el criticadísimo David James, conocido como Calamity por su propensión a los fallos garrafales. En Inglaterra, muchas voces fueron las que concluyeron que la falta de un portero de garantías fue la principal razón por la que los pross no se clasificaron para la Eurocopa 2008. Aquel fue el peor episodio en la historia de la selección inglesa, que no dudó un segundo en llamar a Fabio Capello para reconducir la situación de cara al Mundial de Sudáfrica.

Durante algunos meses, la FA se planteó convocar al español Almunia, portero del Arsenal entre 2004 y 2012, que tenía la doble nacionalidad, para jugar con Inglaterra, pero finalmente no se decidió. Capello se vio obligado a convocar para Sudáfrica 2010 a los porteros Robert Green (West Ham), Joe Hart (Birmighan) y al mencionado Calamity James, que ya tenía 39 años.

El técnico italiano apostó por Green en su primer once y el meta del West Ham cumplió todas las expectativas de aquellos que consideraban que el puesto le venía grande. Después de un gol tempranero de Gerrard, EE UU encontró el empate tras un tremendo error de Green, al que se le escapó inexplicablemente el balón de las manos tras un disparo flojo de Dempsey. El fallo fue tan clamoroso que ni siquiera el criticado Jabulani podía justificar aquella cantada. El partido terminó en empate y Green fue diana de todas las críticas.

"Vamos a tener tiempo de decidir, de hablar con él (Green) y después voy a decidir", dijo Capello tal día como hoy hace diez años cuando fue consultado por los periodistas si dejaría fuera del equipo al portero de 30 años. "Soy lo suficientemente fuerte para hacer frente a esta situación, seguir hacia adelante y estar listo para el siguiente partido si se me pone como titular. No tengo excusas. Debo sobrellevarlo. Así es la vida", indicó Green, que pidió disculpas públicas a sus compañeros. No volvió a jugar en todo el Mundial. Capello prefirió jugarse lo que quedaba de Mundial con Calamity....