DEPORTIVO

Fernando Vázquez insiste con dos delanteros: Sabin - Beauvue

El técnico apenas ha podido utilizar a una pareja en la que tiene puestas muchas esperanzas y la baja de Aketxe, un fijo, hace que esta opción gane enteros.

Claudio Beauvue entrenando con el Deportivo
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

Fernando Vázquez continúa perfeccionando el plan para el Deportivo vs Sporting, tratando al mismo tiempo de dar las mínimas pistas posibles. Antes del parón había amagado con cambiar de sistema y en los últimos días ha probado diferentes alternativas, como un 4-4-2 en rombo, pero también ha seguido evolucionando los automatismos de la defensa de cinco. Lo que sí ha sido una constante en los ensayos y parece consolidarse de cara al domingo es la apuesta de Vázquez por salir con dos delanteros: Sabin Merino y Claudio Beauvue.

Los dos arietes llegaron en el mercado de invierno y Fernando Vázquez pronto se dio cuenta del potencial que tenía esa pareja. La dinámica del equipo, el poco ritmo de competición del de Guadalupe y las lesiones ha provocado que apenas hayan podido coincidir en el campo. Ya no de inicio, porque no han sido nunca titulares al mismo tiempo (el ex del Celta todavía no ha sido de la partida), sino también en el terreno de juego, donde sólo han compartido 23 minutos.

El parón ha servido para que Beauvue se pusiera a tono y que Sabin dejara atrás la fatiga muscular que empezaba a acusar por pasar de la inactividad a jugarlo todo. Esto, unido a la baja de Aketxe, un fijo para el de Castrofeito, hace que la opción de que los dos puntas compartan la responsabilidad del gol ante el Sporting sume muchos enteros.

Peru Nolaskoain, posible comodín

Parece que ese será el principal matiz de un Fernando Vázquez que desde la entrada de Çolak en el equipo siempre había apostado por un único delantero. Queda por resolver ahora la incógnita en la línea defensiva. Es posible que Mujaid no llegue a tiempo y el entrenador trabaja con una línea de tres que formarían Abdoulaye Ba, Peru y Montero, con el vasco ejerciendo de comodín entre el eje de la zaga y el mediocentro, como vértice más retrasado del rombo.