RACING

Política de riesgo cero también con Jon Ander y Nkaka

El vitoriano se retiró sobrecargado a medio entrenamiento, lo mismo que hizo Nkaka ayer y que le llevó a no participar en la sesión de hoy, como Barral

Política de riesgo cero también con Jon Ander y Nkaka
LaLiga DIARIO AS

Lo mínimo que se puede esperar en la cuarta semana de una pretemporada, aunque sea en primavera, es que aparezcan sobrecargas musculares. Tras dos meses encerrados en casa, no todas las maquinarias se ponen de 0 a 100 al primer acelerón. José Luis Oltra lo sabe y está llevando los entrenamientos a punta de gas, sin apretar a fondo. Pese a ello, en el entrenamiento del martes no pudo contar a lo largo de la sesión con tres de los suyos: David Barral, Aristote Nkaka y, aunque inició el entrenamiento, Jon Ander.

En el caso del vitoriano, solo completó junto a sus compañeros el calentamiento y los rondos. En el primer ejercicio, unas evoluciones por banda, con centro desde la línea de fondo y remate, empezó a notar molestias y prefirió retirarse a la banda para seguir el ejercicio de sus compañeros apoyado en la valla junto al preparador físico Marcos Chena. No participó tampoco en los partidillos en campo reducido aunque siguió muy atento, eso sí, las acciones de estrategia que se ensayaron en el campo nº2.

Ari Nkaka, que por lo visto en los entrenamientos de estas semanas, cotiza al alza respecto a su irrelevante aportación previa al parón liguero, se retiró 24 horas antes que Jon Ander y no se calzó las botas el jueves. En principio, parece también una simple sobrecarga, pero la evolución de las próximas jornadas dictará sentencia. Los planes de Oltra pasan a estas horas por poder contar con ambos a pleno rendimiento el próximo lunes. Incluso espera que Barral pise ya el césped. Ninguno de los tres, sin embargo, tienen opciones por pelear la titularidad frente al Lugo.

Por primera vez desde que el 29 de febrero jugaran allí contra el Zaragoza, los jugadores del primer equipo racinguista volverán a saltar al césped de El Sardinero el viernes a las 10:00. Aunque se va a tratar de un entrenamiento normal, con partidillo, por supuesto, y no una simulación de partido con equipajes, árbitro y cambios como están realizando otros equipos, Oltra no quiere que el reencuentro de su equipo con los Campos de Sport sea el día del partido frente al Lugo. Tanto mañana como el día 13, eso sí, los jugadores se encontrarán con el templo del racinguismo vacío.