REAL VALLADOLID

El Real Valladolid guarda un minuto de silencio antes de pensar en el Leganés

Pedro Porro vuelve con el grupo mientras otros tres futbolistas trabajan al margen con los recuperadores para superar algunas molestias.

El Real Valladolid guarda un minuto de silencio antes de pensar en el Leganés
REAL VALLADOLID

El primer equipo del Real Valladolid completó su primer entrenamiento con el equipo al completo después de más de dos meses sin poder ejercitarse con la 'vieja normalidad'. Pasadas las 9:30 horas, los componentes del plantel saltaron a Los Anexos para empezar a trabajar a las órdenes de Sergio González, al fin de manera conjunta y con la vista puesta en el encuentro en Leganés, que tendrá ocasión el día 13.

Antes de hacerlo, los futbolistas guardaron un respetuoso y emotivo minuto de silencio por las víctimas de la COVID-19 y tuvieron un recuerdo para los abonados y aficionados blanquivioletas afectados por esta pandemia y aquellos que luchan en primera línea contra el coronavirus.

En lo meramente deportivo, la principal novedad positiva ha sido que Pedro Porro, que se lesionó a mediados del mes pasado, ya trabaja con normalidad con el resto de sus compañeros. En el otro lado, hasta tres futbolistas trabajaron con los recuperadores: Waldo, Javi Sánchez y Plano, que se retiraron unos minutos antes del final de la sesión.

El resto de la plantilla trabajó desde el primer momento con intensidad, con una presencia muy importante del balón en todos los ejercicios. Primó la posesión, con rondos y otros ejercicios de posesión y 'pressing', previos a un nuevo partidillo a medio campo, con el que se puso de manifiesto que en la 'nueva normalidad' los goles también agitan las redes y provocan gritos.

Estos aparecieron en medio del calor y del buen ambiente, reinante a pesar de esa intensidad, y con el que unos invitaban a Masip a subir a rematar en la última jugada y con el que otros repetían que Salisu no falla. Después de una duración cercana a la de un partido, superior a 80 minutos, los estiramientos y los reencuentros con el punto de penalti pusieron fin a la sesión.

Amén de los 23 jugadores del primer equipo, siguen trabajando con él cinco futbolistas del Promesas: Samu Pérez, Gaizka Campos, Alende, Kike Pérez y Miguel, mientras sus compañeros (Stiven Plaza incluido) se ejercitan en el campo de hierba natural de Zaratán, reforzados por un nutrido grupo de juveniles y con el fin de preparar las eliminatorias de ascenso a Segunda.