ATLÉTICO DE MADRID

El extraño caso de Correa: sin lesiones pero con tarjetas

Correa está lesionado, aunque no es importante y podrá estar en Bilbao. No es habitual en él estar lastimado. No se ha perdido partidos por lesión, pero sí por acumulación de tarjetas.

Correa, en el entrenamiento del Atlético de este martes.
ATLETICODEMADRID.COM DIARIO AS

Correa no se entrenó con el Atlético en la sesión matinal, puesto que el jugador argentino se lesionó en el entrenamiento del pasado martes. Algo nuevo para el argentino, quien no sabe lo que es perderse ningún partido por lesión. El problema para Correa son las tarjetas amarillas, lo que le ha costado perderse algún encuentro. Pero las lesiones le han provocado pocos quebraderos de cabeza al delantero argentino. Y eso que tuvo que estar un año parado, en la temporada 2024-15, por la operación a la que fue sometido en su corazón.

Pero desde entonces apenas ha dejado de jugar en el Atlético. Y nunca por lesión. En la campaña 2015-16, su primera en el Atlético jugó 36 partidos, aunque es cierto que en muchos fue suplente. Se perdió el choque liguero ante el Barcelona, en la jornada 22, al estar sancionado por acumulación de tarjetas. Esa temporada disputó un total de 1.375 minutos. Marcó ocho tantos. Un ejercicio más tarde, campaña 2016-17, jugó 47 partidos, once más que un año antes. Se produjo un gran salto en su participación con el equipo. Disputó 1.919 minutos de competición y marcó ocho goles. Correa empezaba a ser importante a las órdenes del Cholo.

En la temporada 2017-18 jugó 56 partidos y un total de 3.259 minutos. No jugó en la jornada 36 del campeonato, ante el Espanyol, al estar sancionado. Su cifra goleadora fue algo mayor, marcó nueve tantos. Fue la temporada en la que el Atlético ganó la Europa League ante el Marsella. En el ejercicio 2018-19 su rendimiento fue algo menor: jugó 49 partidos y anotó cinco goles. Disputó 2.590 minutos. No faltó a su cita con las tarjetas y así, en la jornada 21, ante el Getafe no pudo estar por acumulación de amonestaciones.

Esta temporada lleva 33 partidos y siete goles, con un total de 2.248 minutos de competición oficial. Comenzó mal, pues no jugó ante el Getafe, ya que fue expulsado en el último partido liguero de la campaña anterior. No fue convocado ante Leganés y Eibar y tuvo que descansar, por obligación ante el Villarreal, al volver a cumplir ciclo de tarjetas.

Llama la atención el caso de Correa. Es un jugador explosivo, vertical, con un muy buen cambio de ritmo, pero es no ha provocado ninguna lesión muscular digna de importancia. También es un jugador muy golpeado por los defensas contrarios, que le suelen castigar con dureza. Pero no ha sufrido ningún percance importante. Sin embargo, se carga de tarjetas amarillas sin ser un defensa o un futbolista que juegue en una posición comprometida. Y en algunas ocasiones el Cholo se vio obligado a cambiarle al estar amonestado. Se ha quedado once partidos sin jugar en estos cinco años. Ahora su gran objetivo es llegar en condiciones para el encuentro de Bilbao. Su percance muscular no es importante y lo más probable es que pueda estar en el partido en el que se reanuda la competición.