EIBAR

Edu Expósito: "El reinicio ante el Real Madrid en su campo va a ser muy exigente"

El centrocampista del Eibar afirma que "el tiempo de preparación es muy corto y va a ser todo muy extraño. Hay que adaptarse. Va a ser nuevo para todos".

Edu Expósito: "El reinicio ante el Real Madrid en su campo va a ser muy exigente".
Ion Alcoba Beitia GTRES

Edu Expósito, futbolista del Eibar, reconoció el miércoles que "el reinicio ante el Real Madrid en su campo va a ser muy exigente". El centrocampista del equipo guipuzcoano de Primera División, afirmó en una entrevista en las instalaciones de Atxabalpe, en Mondragón, que "el tiempo de preparación es muy corto" tras dos meses de parón liguero por el coronavirus y pocas semanas de entrenamiento, pero hay que tirar para adelante.

Además, la vuelta del futbol profesional será a puerta cerrada, sin aficionados, por lo que nada será parecido a un partido de competición con mucha pasión y ánimos en las gradas -lo que mejora el rendimiento de los deportistas-, salvo que sí que habrá puntos en juego en cada duelo en las 11 jornadas de liga que quedan por disputarse.

La vuelta a la liga será distinta, aunque al faltar pocas semanas para que se dé el 'banderazo de salida', eso anima a los futbolistas, que están deseando saltar de nuevo al verde para competir. "Sí, ya tenemos ganas. Sabemos que el tiempo de preparación es muy corto, que va a ser muy extraño, que vamos a estar un poco fatigados, que va a ser un poco raro. Hay que adaptarse. Va a ser todo nuevo para todos. Cuanto antes nos adaptemos, mejor", destacó.

El jugador catalán ha recuperado la felicidad con la vuelta a la actividad después de estar confinado en casa. La desescalada futbolística del Eibar comenzó con entrenamientos individuales el 9 de mayo, siguió con otros en grupos de 10 jugadores, y desde el lunes con ejercicios de hasta 14 deportistas. "Ahora ya estamos con un poco de calma, parece que todo está volviendo a la normalidad. Contentos de poder entrenar con más compañeros, de que todo sea normal y deseando que ruede el balón", indicó.

Ha vuelta a sentir cerca a sus compañeros de equipo, a los que veía de forma virtual en videoconferencias durante el encierro en los domicilios. Y luego de forma presencial, pero a distancia, en las primeras sesiones de trabajo, en los que cada uno se dedicaba a ejercitarse en solitario, y siguiendo estrictas medidas sanitarias, según el protocolo marcado por la patronal de clubes de fútbol.

"Todos los compañeros estábamos con ganas de vernos. Era ya el momento de estar juntos, de volver a la normalidad. La primera semana fue rara, porque nos ejercitamos individualmente. Ahora ya estamos tocando el balón, sintiéndonos como antes del parón, mucho mejor", resaltó.

A nivel particular, también va recuperando las buenas impresiones poco a poco. "Me estoy encontrando bien. Poco a poco estoy encontrando las sensaciones que tenía antes del parón; intentando volver lo mejor posible, para lo que pida la competición y el entrenador", señaló.

Exigencia máxima en los entrenamientos con Mendilibar de técnico

A las órdenes de José Luis Mendilibar, un entrenador exigente con su plantilla, hay que trabajar a fondo en las sesiones de preparación. Y es que para Mendilibar, se juega como se entrena. "El 'mister' siempre pide. Durante la temporada nos ejercitamos con una intensidad bastante alta. Ahora estamos un poco más 'tiesos' todos, pero la exigencia es máxima siempre con Mendilibar", confirmó el mediocentro.

Aunque el técnico aprieta a los suyos, los deportistas profesionales están lejos de su estado de forma habitual tras dos meses de parón. Y eso a pesar de que realizaban ejercicios físicos en su casa, supervisados por los técnicos y preparadores físicos del conjunto eibarrés. "El nivel físico en el que estamos lo veremos en los partidos. Los entrenamientos están siendo buenos, aunque me noto cansado, lógicamente. La competición marcará cómo estamos", anunció.

La vuelta a la actividad será a mediados de junio en el feudo de un 'Miura', un Real Madrid que está deseando volver a la actividad en busca de un campeonato liguero que se le resiste últimamente. "Sí que va a ser un inicio muy exigente, porque nos enfrentamos al Real Madrid en su campo. Va a ser complicado, intentaremos rascar algo de allí, y nos servirá para prepararnos para lo que viene", explicó.

El siguiente encuentro será contra el Athletic Club en Ipurua, donde los azulgranas tendrán que jugar a puerta cerrada, sin el empuje de su fiel afición. "Ipurua sabemos lo que es y lo que nos ayuda a nosotros. Vamos a echar en falta eso. Pero hay que intentar sacar fuera los resultados que no lográbamos, y en casa seguir siendo lo fuertes que estábamos siendo", concluyó.

Eduardo Expósito Jaén (Cubellas, Barcelona, 1996) vive la primera temporada (2019-2020) en el Eibar, que pagó un traspaso de 4 millones de euros en julio de 2019 al Deportivo de La Coruña, donde jugó la pasada campaña (2018-2019) en Segunda División. Con los azulgranas, llevando el número 10 en la camiseta, ha disputado 25 partidos de liga (en los que ha marcado dos goles en Ipurua, uno al Celta y otro al Atlético de Madrid), y 3 encuentros de Copa del Rey.

Ramis, el único que entrena en solitario

Iván Ramis, capitán del Eibar, es el único futbolista que se entrena en solitario, ya que todavía se está recuperando de su paso por el quirófano el pasado 18 de febrero. El defensa central balear se sometió a una artroscopia de la rodilla derecha para realizar una limpieza de adherencias internas que le impedían realizar su actividad profesional diaria.

El confinamiento en casa durante dos meses por el estado de alarma debido a la epidemia de COVID-19 le ha perjudicado en su rehabilitación, porque no ha podido acudir a revisiones médicas, ni ser tratado por los fisioterapeutas del club azulgrana.

Lleva a cabo un trabajo individual de recuperación. Primero lo comenzó en Ipurua, alejado de sus compañeros. Ahora, por lo menos el miércoles, se ejercitó ya en Atxabalpe, con lo que el futbolista se siente de nuevo que forma parte de un equipo. Saltó al verde para ejercitarse, pero hizo una sesión preparatoria diferente a la del resto de la plantilla.

Charles entrenó el miércoles tras retirarse la víspera

Charles Dias se ejercitó con normalidad el miércoles en Atxabalpe tras tener que retirarse lesionado la víspera con un fuerte golpe en un tobillo.

En el entrenamiento del martes, mientras el plantel se ejercitaba en grupos de hasta 14 deportistas, sufrió la entrada de un compañero durante un ejercicio. Charles se quedó en el suelo dolorido de un tobillo, y tuvo que ser atendido por los médicos de la entidad. Al final, abandonó cojeando el terreno de juego, sin apoyar del todo la articulación dañada, y ayudado por los fisioterapeutas. Al final, sólo fue un susto sin consecuencias, porque ya parece recuperado.