INGLATERRA

Keane y su calvario: "No quería salir, rompí a llorar, toqué fondo..."

El central relata lo mal que lo pasó tras lesionarse al poco de llegar al Everton: "No quería salir, no quería ver a nadie. Sentía vergüenza por cómo iban las cosas en campo".

Keane y su calvario: "No quería salir, rompí a llorar, toqué fondo..."
DAVID KLEIN REUTERS

Michael Keane le costó 35 millones de euros al Everton. Después de despuntar como central en el Burnley, y tras pasar por la cantera del Manchester United, Keane se había confirmado como uno de los centrales del futuro en Inglaterra. Tenía 24 años.

Sin embargo, a los pocos meses de llegar al Everton sufrió una lesión en el pie por la cual se infiltraba para los partidos y terminó con una herida infectada que le llevó a pasar un periodo en el hospital: "En ese momento quería estar con mis compañeros, estábamos pasando un mal momento. No quería que se me viera como el que tira la toalla, aunque estuviera lesionado... pero no fue lo mejor", ha reconocido con el tiempo.

A partir de ahí comenzó un calvario. Su rendimiento en el césped le afectó mentalmente. Y se hundió: "No quería salir, no quería ver a nadie. Sentía vergüenza por cómo iban las cosas en el terreno de juego. Me vine abajo, rompí a llorar y le conté a mi familia cómo me sentía. Toqué fondo. A partir de ahí, con la ayuda de mi familia y mis amigos, comencé a hablar con psicólogos deportivos, algo que sigo haciendo con regularidad".

Michael Keane, que ha disputado un total de 10 partidos con la selección absoluta, ahora trabaja con una asociación benéfica para la salud mental en la que apoya a otros, especialmente jóvenes, si lo necesitan: "Es duro si nunca lo has hecho antes, quizás el orgullo te frena, pero es completamente normal y está bien hacerlo. Hablar con alguien ayuda mucho, lo sé por mi propia experiencia".