TENERIFE B

Brian Martín, el delantero más efectivo de Tercera División

El atacante del Tenerife B anotó 18 goles en apenas 13 partidos, siendo el más eficiente de la categoría con un promedio de 1,38%. En 2017 debutó en el primer equipo.

Brian Martín, el delantero más efectivo de Tercera División

Brian Martín Pagés (Santa Cruz, 1996) ha sido el delantero más eficiente de toda la Tercera División. El canterano anotó 18 goles en los 13 partidos que jugó este año, promediando una eficacia del 1,38%. Es decir que marcaba casi todos los fines de semana que participaba. El atacante, que ya debutó en el primer equipo, no pudo alternar con los profesionales por ser mayor de 23 años.

Según un informe de la web "Tiempo de Descuent"”, en proporción a los encuentros jugados, el ariete blanquiazul superó en esta clasificación a Rubén Pérez, del Varea, que marcó nada menos que 27 tantos en 31 presencias (1,15%). Tercero asoma Rubén Enri, del Almería B, mientras que otro jugador de un club canario se situó en la cuarta plaza: Jorge Hernández, del Vera (11 festejos en 11 partidos).

Su primera víctima fue el Atlético Paso, en la séptima jornada, aunque su gol no evitó la derrota en casa (2-3). Luego le anotó al Tamaraceite, al Ibarra y al Atlético Tacoronte hasta que llegó su mejor tarde, cuando hizo los cuatro tantos del Tenerife B contra el Vera (4-1). Empezó entonces una seguidilla de aciertos que incluyó al Mensajero, Panaderías Pulido (le hizo dos), Lanzarote, Marino, Buzanada (en dos ocasiones), Santa Úrsula, La Cuadra y Santa Brígida, su último gol y que valió para darle los tres puntos a los pupilos de Mazinho.

Después de destacar en la cadena de filiales, y hacer la pretemporada con los profesionales, Brian debutó en el primer equipo el 18 de agosto de 2017 de la mano de José Luis Martí con triunfo ante el Zaragoza. Esa campaña acumuló 13 partidos oficiales destacando los duelos de Copa del Rey contra el Rayo Vallecano y Córdoba donde anotó sus dos primeros goles.

Sin tanto protagonismo ante la difícil competencia con Juan Villar, Casadesús, Longo y Malbasic, bajó al filial para ayudar a conseguir el ascenso, pero no se logró. Aún así, en lo personal fue un gran año ya que recibió el 'Balón de Oro' del fútbol tinerfeño elegido por la prensa local.

La temporada siguiente se marchó cedido al Melilla, en Segunda B, en busca de minutos y de experiencia, pero no pudo jugar lo esperado (22 partidos y un gol). Este pasado verano regresó con la idea de seguir progresando, escuchó ofertas de otros destinos ante las nulas opciones de subir al primer equipo, pero finalmente se quedó en Tercera División, categoría en la que ya ha demostrado que se le queda pequeña.