SINDICATOS | DAVID AGANZO

"Hay interés oculto por manejar AFE; no gusta su independencia"

El presidente de AFE, David Aganzo, a AS: "Nunca me planteé dimitir. Si soy sincero, me extrañó la rápida aparición de Morientes de la noche a la mañana".

"Hay interés oculto por manejar AFE; no gusta su independencia"
RAFA APARICIO DIARIO AS

David Aganzo (Leganés, 1981) es presidente de AFE desde noviembre de 2017 tras sustituir en el cargo a Luis Rubiales. Atiende a AS telefónicamente después de una semana en la que un extrabajador del sindicato le acusó de cohecho y en la que un sector de los futbolistas españoles pidió su dimisión y apoyó la figura de Morientes para sustituirle.

¿Cómo se encuentra tras una semana agitada?

Tranquilo por encima de todo. Han sido días muy intensos, pero ya estamos acostumbrados. Parece que hay muchas personas que no entienden que AFE debe ser independiente. Ese siempre ha sido mi objetivo y lo seguirá siendo mientras sea el presidente.

¿Ha llegado ya a la conclusión de qué ha pasado y por qué?

Puedo pensar muchas cosas, pero mientras no pueda demostrarlo, toca ser prudente. Creo que nuestro empeño en ser independientes no gusta a muchos. Pero no nos queda otra para ser un sindicato auténtico y respetado. Sólo escuchamos a los y las futbolistas, mandan ellos y ellas. Da la impresión de que hay muchos intereses ocultos por manejar AFE en beneficio de otros, y eso no lo vamos a permitir nunca. Para un ámbito como el deporte, y concretamente el fútbol, esa independencia es fundamental si tenemos en cuenta que los sindicatos son organizaciones de relevancia constitucional. Su razón de ser ha de ser salvaguardar los intereses de los y las trabajadoras.

¿Llegó a plantearse en algún momento la dimisión?

Nunca, por entender que una dimisión, si se ejecuta, debe obedecer a dos cuestiones: una, personal, y otra, en relación con la actividad que desempeña esa persona. Y en ambos casos entendí que no había causa para hacerlo.

¿Ha hablado con los futbolistas que pidieron a través de una carta su dimisión?

No en ese caso concreto. Pero sí he mantenido, también mi equipo de trabajo, conversaciones con jugadores y jugadoras y no tenían ni noticias ni conocimiento de esa carta.

¿Y ha hablado con Morientes? ¿Qué le parece su papel en esta historia?

No, no he hablado con él. Fue un gran futbolista y está en su derecho de poder presentarse, como no podía ser de otra manera, si así lo decide. Al igual que otros compañeros y compañeras. Siendo totalmente sincero sí me ha extrañado su rápida aparición, de la noche a la mañana, coincidiendo con la publicación de una carta enviada por un empleado de AFE.

Esto aún no ha acabado. Hay una moción en marcha. ¿Preocupado?

No, en nuestros estatutos los afilados y afiladas tienen un mecanismo de convocatoria de Asamblea Extraordinaria donde se podría plantear un cambio en la dirección de AFE. Es un proceso que reconocen los estatutos. Y como siempre, todas las iniciativas deben ser enmarcadas dentro de nuestra legalidad estatutaria. Por otro lado, tengo la conciencia muy tranquila y el tiempo me dará la razón con total seguridad en relación a determinadas informaciones que han aparecido.

Si la oposición a Aganzo, esa 'Junta Paralela' que está organizada desde agostó como desveló AS, logra el 10% de los votos para convocar una Asamblea Extraordinaria que derive en unas elecciones, ¿Aganzo se presentará?

Sí, igual que el equipo de trabajo que me rodea. Entendemos que hay una línea de trabajo bien marcada y debe tener continuidad.

Si llega a junio de 2021 siendo presidente de AFE, ¿se presentará a la reelección o ya tiene bastante?

Es una decisión que será meditada, sin duda alguna, en base a mi compromiso personal y a la capacidad de un equipo de mantener la independencia de este sindicato.