CELTA

La mudanza a Mos no cambia de fecha

Mouriño insiste en que el primer equipo y el filial empezarán a entrenar durante el próximo verano en la ciudad deportiva que está construyendo el Celta.

Carlos Mouriño echa tierra con una pala durante el acto de la primera piedra de la ciudad deportiva del Celta en Mos.

Las once jornadas que restan de LaLiga pueden ser las últimas que el Celta prepare en las instalaciones de A Madroa. Al menos eso es lo que asegura su presidente. Carlos Mouriño insiste en que la ciudad deportiva de Mos abrirá sus puertas este verano.

"Las obras van fenomenalmente en su primera parte, como teníamos previsto. Creo que vamos a tener un poquito de retraso, pero en verano estaremos ya en Mos con el primer equipo y el Celta B. Eso lo tenemos confirmado, puede ser un mes antes o después", señaló el máximo accionista de la entidad celeste este viernes.

Esta optimista previsión contrasta con las dudas que rodean al proyecto situado en las inmediaciones del ayuntamiento de Vigo. Desde su presentación ha ido acumulando retrasos. Mouriño ofreció como primera fecha para su apertura el mes de enero de 2019 y diecisiete meses después de ese plazo el solar no acaba de tomar forma. 

La construcción de la ciudad deportiva del Celta está vinculada a la de un centro comercial y el proyecto acumula cinco informes desfavorables. El Ministerio de Fomento, Aviación Civil, la Conferencia Hidrográfica Miño-Sil, la Deputación de Pontevedra y el Concello de Vigo se oponen al plan elaborado por el club olívico.

Estos obstáculos no rebajan la ambición de Mouriño, un discurso opuesto del alcalde de Vigo. En la entrevista concedida a AS esta semana, Abel Caballero afirmó que "él dijo que se iba para Mos. Entiendo que eso fue una frase y confío en que ya estemos en otra dirección".