CELTA

Abel Caballero: "No me gusta que pongan fronteras políticas dentro del Celta"

El alcalde de Vigo dibuja su mala relación con Carlos Mouriño. Confirma retrasos en las obras de Balaídos debido a la pandemia y ataca a Feijoo por apoyar la ciudad deportiva en Mos.

Abel Caballero, alcalde de Vigo, posa para AS con una bufanda del Celta.
Lalo R. Villar DIARIO AS

¿Cómo está llevando el confinamiento?

Pues estoy trabajando más que antes del confinamiento. El confinamiento fue para mí trabajar todavía mucho más. Ya arranco a las siete de la mañana y por la tarde trabajo desde casa. Estoy en casa desde la hora de comer y las llamadas telefónicas continúan hasta las once o doce de la noche. Lo llevo trabajando y siguiendo esta situación terrible. Hay que mandarle un abrazo a las familias de los que se quedaron en este momento, pero personalmente lo llevo con mucha fuerza, con muchas ganas de resolverlo.

La semana pasada se hizo viral una imagen del tramo entre las playas de O Vao y Samil repleta de ciclistas y sin respetar la distancia de seguridad. ¿Qué pueden hacer desde el Ayuntamiento?

Siempre es controlable, primero la propia conciencia, porque estamos hablando de vivir o morir. Esto no son temas menores, es el momento más importante que recuerdo en mi vida en términos colectivos y públicos. Hablamos de vivir o morir. Hay que tomárselo en serio y quiero hacer una llamada a la responsabilidad. Yo sé que pasó esto que tú dices en algunos sitios. Ocurre ocasionalmente. De repente aparecieron miles y miles de bicicletas, que es bueno para el ocio y el deporte, pero tenemos que guardar las distancias. Es cierto que era la novedad y la gente se fue hacia la zona de la playa. Yo confío en que esto no se repita más y si no, tomaré medidas. Si yo veo que hay zonas donde las bicicletas no guardan las distancias, cerraré el tráfico.

Salió a la luz en los últimos días un sistema novedoso que piensan utilizar en las playas de Vigo. Cuéntenos cómo funcionará ese sistema de cuadrículas en la arena.

La idea es que las playas no van a ser como el año pasado ni hace dos ni hace tres, infelizmente, cuando estábamos ahí aglomerados y estábamos a gusto. Ahora no va a ser así y vamos a tener que guardar distancias sociales. Ya nos dirán los expertos qué distancia debemos mantener y nosotros vamos a buscar un sistema, que ya lo tengo hecho pero no te lo voy a contar, de marcar cuadrículas en la playa con un determinado aforo y zonas de paseo y de tránsito en dirección única bien marcadas en la arena. Lo más importante es que eso tiene que ser compatible con limpiarlo todas las noches. Nosotros meteremos allí grandes tractores todas las noches y le damos una vuelta entera para tamizar la arena, que pasará por unos grandes coladores o tamizadores y la porquería se quedará en el tamizador. Queremos que todo el mundo sepa que en Vigo vamos a tener playas seguras. A mí se me ocurrió lo de las cuadrículas y luego vi que más gente se sumó y yo les doy la bienvenida, pero tiene que ser con una limpieza exhaustiva y extraordinariamente importante cada noche.

¿Habrá luces de Navidad en Vigo?

Sin ninguna duda. Si no hay vacuna todavía, que presumiblemente no la habrá, será distinto, pero habrá Navidad en Vigo y serán seguras. Ya estamos trabajando en ello. Tenemos equipos técnicos estudiando cómo se tiene que hacer. Qué calles, de que forma, cómo va a ser la circulación peatonal… Habrá unas navidades muy seguras en Vigo.

¿Qué le parece la vuelta de LaLiga?

Yo soy muy futbolero y, por tanto, yo creo que lo van a hacer con condiciones de seguridad y garantías sanitarias, como es natural. Dicho esto, me parece muy bien. Me gusta mucho el fútbol, me gusta el deporte y todo lo que sea recuperar deporte con seguridad total es una buena decisión.

"Tengo el plan A de que se licite la obra de Balaídos y tengo el plan B de que se tenga que retrasar un tiempo. En principio, mi voluntad de hacer la grada de Marcador es total".

¿Usted podrá acudir al estadio?

No, yo soy un ciudadano más. Yo guardo confinamiento, yo tengo que tomar decisiones, pero me cuido mucho de cumplir las normas exactamente igual que cualquier ciudadano de Vigo, no quiero tener ninguna diferencia. Yo acondicioné mi trabajo para cumplir las normas. Por ejemplo, ahora estoy haciendo esta entrevista y la persona más cercana está a cinco metros de distancia.

¿Tienen previsto que pueda haber aglomeraciones en los alrededores de Balaídos durante los partidos?

Sin ninguna duda. Hay que mantener las distancias y allí estará la policía para velar por la distancia social. Esto será en junio, dentro de un mes, y no sé cuales serán las circunstancias de separación social, pero las normas de sanidad en esta ciudad, con fútbol o sin fútbol, se van a cumplir al cien por cien.

¿Cómo van las obras de Balaídos? ¿Ha afectado mucho el COVID-19 a los plazos?

Como a todas las obras de la ciudad que estaban en proceso de licitación. Por garantías de competencia, las tramitaciones de licitación quedaron paradas porque alguien puede no tener gente en aquel momento por las circunstancias que sean y se queda sin opción a licitar. Está todo parado y en el momento que se inicie la actividad, se iniciará la tramitación de todas las nuevas licitaciones en Vigo, que son docenas y docenas de millones de euros. Yo tengo una petición de mantener la obra pública y la vamos a mantener. Yo aún no sé cuántos recursos vamos a tener que dedicar adicionalmente a la crisis económica, a la pandemia y al ámbito social y aún no sé si alguna obra se va a retrasar, nunca cancelar, porque no sabemos todavía el impacto de lo que está sucediendo, pero los sindicatos y las empresas me pidieron que mantuviese la obra pública y tengo plan A y plan B para todo. Tengo el plan A de que se licite la obra de Balaídos y tengo el plan B de que se tenga que retrasar un tiempo. En principio, mi voluntad de hacer la grada de Marcador es total.

"El proyecto del Celta en Mos daña al pequeño y mediano comercio de esta ciudad".

¿Manejan algún tipo de plazos?

Los plazos son largos porque usted sabe que la tramitación de una licitación de esa envergadura tiene que ir a Europa y es lenta. Es una obra de mucho dinero (16,6M) y requiere una tramitación administrativa muy detallada porque puede haber alguna reclamación y perderíamos más tiempo. Tengo que decir que en el País Vasco se están haciendo obras similares en estadios y el club paga una parte importante, el gobierno autonómico paga una parte importante y la otra parte la ponen los ayuntamientos y las diputaciones forales. Aquí sólo estamos pagando el Ayuntamiento y la Diputación de Pontevedra. El resto no pagan nada. Me sorprende que la Xunta de Galicia siga sin aportar recursos para el principal equipo de Galicia, que es el Celta. Antes había dos equipos en Primera, Celta y Depor, pero ahora sólo hay uno y me sorprende que el Señor Feijoo no quiera aportar ni un céntimo a esto. Sin embargo, apoya que el Celta se vaya a jugar a Mos y apoya la obra del Celta en Mos. Incomprensible. Significa que el Señor Feijoo apoya el golpe que sufriría el pequeño y mediano comercio que tanto está sufriendo ahora en la ciudad de Vigo. Tendrá que explicarlo mucho.

¿Cuánto paga el Celta por el alquiler de Balaídos?

Cero. El Celta no paga nada por Balaídos y yo le prorrogué el contrato porque el Celta salió del concurso de acreedores gracias a que, siendo yo alcalde, le hicimos una ampliación de su concesión y la puso como activo para salir del concurso de acreedores. Yo nunca escucho al presidente del Celta decir que el Ayuntamiento le ayudó de forma notable a salir del concurso de acreedores. En suma, que fue la ciudad la que le permitió al Celta salir del concurso de acreedores. No lo dice nunca.

¿La relación con Mouriño es irreversible?

Irreversible para mí a favor de la ciudad nunca hay nada, pero en este momento lo que está sucediendo es que el Celta quiere llevar al equipo a jugar a Mos, dañando muy seriamente al pequeño y mediano comercio de la ciudad de Vigo. Y en esa dirección no vamos. En el plan nuevo no va el proyecto comercial de Porto Cabral porque dañaba mucho al pequeño y mediano comercio de Vigo, y yo los voy a defender porque es fundamental. El proyecto del Celta en Mos daña al pequeño y mediano comercio de esta ciudad.

Uno de los argumentos de Mouriño era que usted apostaba por el proyecto de Porto Cabral y por eso no permitía el centro comercial en la ciudad deportiva del Celta en Mos.

Ya ve que ese argumento era mentira.

¿Cree que el Celta tiene un plan encubierto para construir un estadio en la ciudad deportiva de Mos e irse de Balaídos?

Eso ya lo dijo el Señor Mouriño. No es que esté encubierto, es que ya lo dijo.

En principio, el estadio sería para el filial.

No, no. Él dijo que se iba para Mos. Entiendo que eso fue una frase y confío en que ya estemos en otra dirección.

Ha habido varios informes contrarios a la ciudad deportiva de Mos. ¿Cree que pueden tirar abajo el proyecto del Celta?

Son informes vinculantes y yo no opino sobre ellos, están ahí.

Usted acaba de sacar a relucir el proyecto de una ciudad deportiva en Vigo. ¿La idea es que el Celta la utilice en el futuro?

Está proyectada con la idea de una ciudad deportiva. Podría ser la del Celta o podría no serlo. Podría ser incluso mayor. El proyecto es de 106.000 metros cuadrados y es ampliable. La característica de esta ciudad deportiva es que ahí no hay vivienda y está muy cerca del centro la ciudad. El proyecto anterior tiraba cuarenta viviendas y eso no era posible. Si el Celta lo solicitase y cumpliese las normativas, podrían utilizarlo, pero eso ya no depende del alcalde. Depende de otros actores y del Celta.

¿Qué pasará con las instalaciones de A Madroa cuando el Celta se vaya?

De momento las tiene el Celta y yo no trabajo sobre hipótesis que ni siquiera están en la cercanía temporal. No hay previsión de que esas instalaciones reviertan al ayuntamiento en los próximos cinco años.

El centenario del Celta es en agosto de 2023. ¿Estará terminado para esa fecha el Nuevo Balaídos?

Estará una parte muy importante. De hecho, una parte muy importante ya está. Ahora dependerá de la grada de Marcador y en esa fecha estará una parte muy importante.

¿Pero terminado por completo no estará?

Es difícil siempre decir sí o no de esa forma tan categórica. La obra que planteábamos para Marcador tenía poco más de año y medio de plazo. En 2023 estará una parte importante, pero ya es irreversible toda la reforma. Ahora, insisto mucho en que la está pagando toda el Ayuntamiento y la Diputación.

El Celta dice que pagó la parte de Tribuna.

El Celta de la parte de Tribuna pagó una parte muy menor del coste de la obra.

¿Le ha defraudado Mouriño?

No hago juicios de valor ni doy opiniones.

En Vigo hay eventos deportivos de gran dimensión como ‘O Marisquiño’ y la ‘Vig-Bay’ que no se podrán celebrar en la fecha. ¿Cuál será la solución?

Con ‘O Marisquiño’ ya tomamos la decisión de pasarlo al 2021 y celebraremos veinte años del evento y lo haremos más especial, que igual marca una nueva etapa. Con respecto a la Vig-Bay, estamos a la expensas de lo que decidan los organizadores. No creo que sea posible hacerla en otoño porque sería juntar a cinco mil personas en poco espacio. Todo lo que se celebre en Vigo debe tener el cien por cien de seguridad. Lo peor que nos puede pasar es tener un rebrote. Nuestra posición va a ser la vigilancia total de las normas de seguridad.

¿Qué le parece que Balaídos lleve el apellido de Abanca, que será el máximo accionista del Deportivo?

Lo primero que tengo que decir es que eso se hizo porque este ayuntamiento lo autorizó, y eso suponen recursos económicos para el Celta. Y no escucho decir al Celta que lo agradece. Vuelve a ser otra contribución que el ayuntamiento hace al Celta.

¿Considera que la directiva celeste no es agradecida con el Ayuntamiento?

No, con la ciudad, con la gente. Los ciudadanos de Vigo están apoyando mucho al Celta y no escucho nunca el agradecimiento.

¿Por qué se rompió el ‘Pacto de Los Escudos’ que firmaron Mouriño, Feijoo y usted?

Le matizaría todo eso, pero no lo voy a hacer, es ya parte de la historia y estamos como estamos. Ahí aparecen 120.000 metros cuadrados de suelo comercial.

El pasado lunes se cumplieron tres años del United-Celta. ¿Fue uno de los momentos de mayor exaltación del celtismo?

El celtismo es un sentimiento extraordinario que tenemos todo Vigo, incluso a los que no les gusta el fútbol. Aquel fue uno de los momentos más emotivos y más importantes. Estábamos miles y miles de celtistas comiendo en aquella plaza. Guardo el recuerdo de un sentimiento colectivo que nos une, el Celta y la ciudad. Allí éramos Vigo y éramos el Celta de Vigo. Hay dos partes que recuerdo y que tengo guardadas, el partido y la plaza que nos dejaron para comer todos juntos. Esos momentos me van a acompañar toda la vida como uno de los más importantes. El Celta es un patrimonio de todos. Hay una parte que es la directiva y los propietarios, que es una cuestión económica-administrativa, pero hay algo que va infinitamente más allá. Por eso cuando veo al Celta al lado de un color político no me gusta. Y lo vi. Es una de las cuestiones que no me gusta, poner fronteras políticas dentro del Celta.

¿Fue culpa de Beauvue o de Guidetti?

No, fue mérito de todos. Perdimos, pero fue un mérito extraordinario. Cuando se pierde es culpa de todos. No uso la palabra culpa. No ganamos el partido, pero cuanto ganamos en emociones. El recuerdo de aquel lugar, que es una de las catedrales del fútbol, es que el celtismo ganó tanto que casi da igual el resultado.

Al Celta se le achaca mucho que no cree una sección de fútbol femenino. ¿Tienen la intención de incentivar la creación de un equipo potente en la ciudad?

Ya lo hacemos. Nosotros tenemos ayudas exclusivamente para el deporte femenino, pero para todo el deporte. Es cierto que a mí me gusta mucho el fútbol, pero hay gente que practica otros deportes y todos son importantes. Me gustaría tener equipos de baloncesto masculino y femenino y equipos de balonmano masculino y femenino en la máxima categoría. Si hay acuerdos para llevar un equipo de fútbol femenino a la máxima categoría, yo lo apoyaré. Mi modelo deportivo es la base para que vaya haciendo pirámide para sacar un equipo en la máxima categoría y para eso estoy dispuesto a emplear recursos.