PREMIER LEAGUE

Los dueños del City intentaron comprar antes el Liverpool

En una entrevista para Sky Sports, Graeme Souness, exjugador 'red', recordó una conversación con Amanda Staveley: "Me dijo que lo intentó varias veces".

El Liverpool y el City, en el partido de esta temporada.
CARL RECINE Action Images via Reuters

Graeme Souness, el que fuera capitán del Liverpool durante los años 70, ha desvelado en una entrevista para Sky Sports que Amanda Staveley, la empresaria que actuó de enlace para la compra del Manchester City y que ahora está haciendo lo mismo con el Newcastle, intentó "en varias ocasiones" que la familia real de Abu Dabi comprase el Liverpool. Al no conseguirlo, según el ex jugador, se terminaron decantando por los citizens en 2008, una decisión que cambiaría para siempre la historia skyblue.

"Fui a Dubái hace 12 o 13 años y me quedé con mi mujer y mi hijo en el Hotel Atlantis, donde aprovechamos para ir al restaurante Nobu, que a esas horas estaba vacío. Cuando nos íbamos nos abordó una persona que nos presentó a una mujer llamada Amanda, la cual se confesó aficionada del Liverpool", explica Souness. "Durante la conversación me dijo que era la responsable de la compra del Manchester City por parte de la familia real de Abu Dabi, y yo le pregunté que por qué no compró el Liverpool. Ella me dijo: 'Lo intenté varias veces, pero era muy difícil tratar con Gillett y con Hicks (ex dueños), así que al final nos retiramos'".

Apenas cinco meses antes de esa compra de los citizens, Staveley fue avistada varias veces en las gradas de Anfield, como por ejemplo en la ida de las semifinales de la Champions que los reds jugaron ante el Chelsea. En ese momento se daba por hecho que el Grupo de Capital Internacional de Dubái, dirigido por Sheikh Mohammed, padrastro de Sheikh Mansour, dueño del City, estaba muy cerca de cerrar un acuerdo por el 49% de las acciones del Liverpool. Este movimiento, de paso, habría metido a Staveley en la junta directiva.

Dos años más tarde, con Hicks y Gillett prácticamente en la ruina, Fenway Sports Group se hizo cargo de la administración del club cerrando así más de tres años muy oscuros en Anfield que terminaron con los dos inversores americanos prácticamente expulsados por la fuerza de los reds. Souness, que se encontraba en plató con Gary Neville, leyenda del máximo rival del Liverpool en Inglaterra, le advirtió: "Deberías dar gracias a las estrellas porque no acabase bien esa operación".