ALEMANIA

Bundesliga: campeón y descensos incluso si se suspende

Varios conjuntos rechazaron la propuesta durante una reunión telemática bastante alterada y el decreto, previsto para el jueves, terminó siendo aplazado.

Soccer Football - Bundesliga - Bayern Munich v RB Leipzig - Allianz Arena, Munich, Germany - February 9, 2020  Bayern Munich's Thiago and teammates applaud the fans after the match  REUTERS/Andreas Gebert  DFL regulations prohibit any use of photographs as image sequences and/or quasi-video
ANDREAS GEBERT REUTERS

La Bundesliga afronta la vuelta a los terrenos de juego con ilusión, pero ya maneja un protocolo para el peor de los casos. Tal y como avanzó el diario Bild durante la tarde del martes, la federación liguera alemana DFL hará llegar a los clubes el plan a seguir en caso de que la máxima competición alemana tenga que ser cancelada como consecuencia de posibles contagios multitudinarios tras la reanudación. Siempre según dicho medio teutón, la Bundesliga tendría un campeón y dos equipos descendidos incluso si se suspende.

Eso sí, el plan de la DFL no parece agradar a todos los clubes. Según el rotativo Kicker, varios conjuntos rechazaron la propuesta el miércoles durante una reunión telemática bastante alterada y el decreto, previsto para el jueves, terminó siendo aplazado hasta la próxima semana debido a la falta de acuerdo entre las entidades.

Para ello, el órgano de competición le presentará dos folios a los 36 clubes que forman la primera y segunda división de la Bundesliga con el fin de conseguir su aprobación y, por ende, la solidez jurídica. La primera hoja de ruta prevé cubrir todos los detalles en torno a una posible suspensión de la temporada, por ejemplo en caso de que un equipo completo tenga que ser sometido a cuarentena, y evitar que un conjunto afectado pueda provocar la cancelación del curso como consecuencia de ello. Si eso ocurre, se proclamaría al campeón y a los descendidos, evitando una ampliación de la liga a 20 equipos para el próximo curso.

La segunda hoja de ruta persigue el objetivo de poder prolongar la temporada actual más allá del 30 de junio si es necesario. Los contratos de numerosos jugadores expiran en esa fecha y la DFL pretende obtener seguridad de que ningún futbolista se niege a jugar los partidos que tuvieran lugar después de la fecha clave.