LEVANTE

La dinámica de trabajo del Levante

El conjunto de Orriols ha retomado los entrenamientos en tres grupos de seis futbolistas. Es decir, hoy se han ejercitado 18 efectivos en Buñol.

La dinámica de trabajo del Levante
ALBERTO IRANZO DIARIO AS

El Levante retoma los entrenamientos en la primera semana completa de trabajo con la plantilla dividida en grupos. En esta sesión, se ejercitaron 18 futbolistas repartidos en tres bloques en la Ciudad Deportiva de Buñol. Una planificación ejecutada por el preparador físico, Javi Navarro, la voz cantante en los primeros días de regreso al campo. El resto de integrantes esperará a mañana su turno y se ejercitarán en casa con los ejercicios complementarios a los que están sujetos.

En ese sentido, lo más madrugadores fueron Carlos Clerc, Sergio Postigo, Rubén Rochina, Borja Mayoral, Nikola Vukcevic y Aitor Fernández, que formaron el primer grupo de la mañana. Los bloques, por el momento, son los mismos que los que se establecieron el primer día de entrenamientos el pasado sábado.

En el segundo bloque llegaron José Campaña, Jorge Miramón, Óscar Duarte, José Luis Morales, Koke Vegas y el canterano Joan Monterde. Mientras que los últimos en ejercitarse en el día de hoy han sido Rubén Vezo y Nemanja Radoja acompañados por los jugadores del filial Dani Cárdenas, Arturo Molina, Rubén García y Pablo Martínez.

Los jugadores fueron llegando de manera individual y progresiva en el mismo coche con el que se llegaron a Buñol el sábado y ya vestidos con la indumentaria de entrenamiento. A la entrada de las instalaciones se les tomaba la temperatura y más adelante esperaban su turno mientras se preparaba el terreno de juego.

Carlos Clerc a su llegada a la Ciudad Deportiva de Buñol.

Por lo que Roger Martí, Enis Bardhi, Coke Andújar, Róber Pier, Bruno González, Gonzalo Melero, Sergio León, Toño García, Hernani, Iván López y Álex Blesa, todavía en edad juvenil, han descansado en la jornada de hoy y será mañana cuando retomen la actividad sobre el verde.

La sesión, por otro lado, se centraba en seguir aclimatando el cuerpo al trabajo diario y recuperar las sensaciones con balón, que fue protagonista en los ejercicios planteados. Incluso Paco López se animó con los estiramientos en los diferentes grupos. Mientras que cada jugador usaba sus propios dos balones, que posteriormente eran desinfectados minuciosamente en el cambio de turno. El protocolo por delante.