ATLÉTICO

Saúl, Manu, Hermoso... opciones de Simeone para el lateral zurdo

Los test efectuados a la plantilla el miércoles han revelado el positivo de Lodi... el único futbolista sin recambio natural en el Atlético.

Manu Sánchez ante Gudiño en el partido del Atlético esta temporada frente a la Cultural Leonesa.
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Los test realizados al Atlético el pasado miércoles han arrojado hoy el positivo de Renan Lodi, uno de los tres en Primera División, según informaba este mediodía RAC1, problema para el Cholo: el brasileño es el único lateral izquierdo puro de su plantilla, el único futbolista sin recambio. Es o Lodi o un jugador que juega fuera de su puesto (Saúl y Hermoso) o un chaval del Atlético B (Manu Sánchez). No hay otra. Cuando se reanude la competición, si finalmente se logra, a Lodi le faltarán entrenamientos con respecto al resto de sus compañeros. 

El protocolo de actuación es claro: una vez conocido el positivo, Lodi ha sido aislado y se le han de efectuar test a toda la gente de su entorno. El lateral brasileño ha sido apartado del grupo hasta que supere esta fase de contagio. De momento sigue dando positivo a pesar de que los síntomas relacionados con esta enfermedad comenzó a sentirlos en marzo. El resto del Atlético, mientras, volverá a los entrenamientos de manera individualizada mañana, a partir de las 09:00 irán llegando de forma escalonada al Cerro del Espino. En esta primera fase el trabajo será absolutamente "individual o básico", con los jugadores repartidos en los cinco campos de la ciudad deportiva (tres de césped natural y dos de artificial), cintas para delimitar el espacio para cada uno, sin interactuaciones entre sí o con los técnicos, que deberán guardar una distancia, aunque sí con balón además de físico, haciendo ejercicios con picas o postas.

Aquí Simeone debe empezar a pensar en un hipotético recomiendo sin Lodi, o con Lodi aún sin forma. La primera solución a su cabeza es siempre la de Saúl. Esta temporada ha iniciado tres partidos en el lateral izquierdo pero han sido muchos más que, en el cambio de Lodi, ha debido moverse a esa demarcación para ocuparla. Que no le gusta no es ningún secreto, que siempre cumple tampoco, aunque lo mejor de sus condiciones (su zancada, su llegada en segunda línea) se vean apagadas por la distancia con la portería (de hecho, sus mejores minutos en esta temporada estaban llegando justo antes del parón a causa de la COVID-19, cuando estaba jugando ya sí, Lodi asentado, en su sitio, el centro). Simeone confía en él.

En un caso similar está Hermoso, con la capacidad de desplazarse desde el central al lateral izquierdo, pero que no se encuentra cómodo en esa posición secundaria. Llevaba desde el Valladolid sin actuar ahí, consagrándose en el Espanyol como central y en los cuatro partidos que ha jugado en el costado, el último de ellos contra el Sevilla antes del parón por la crisis sanitaria, no ha convencido a Simeone. 

Su otra opción es Manu Sánchez, que también le ha dado motivos para confiar en lo que ha jugado esta temporada. El chico, esencial para el Atlético B se llevó todos los elogios en el Atlético-Osasuna de esta temporada por su seriedad a la hora de defender y su descaro en subir la banda cuando le tocó jugar con el primer equipo. En León, ante la Cultural, también destacó. Ahora es uno de los seis canteranos que Simeone ha llamado tras este parón para apuntalar su plantel (Dos Santos, Manu Sánchez, Toni Moya, Clemente, Riquelme y Valera): si LaLiga vuelve lo hará con partidos cada 72 horas, necesita pulmones, hombres... Y otro lateral izquierdo natural en su plantilla ahora que no sabe cuándo recuperará a Lodi