CORONAVIRUS

La pandemia obliga a recalibrar los planes de varios históricos

Aduriz se encuentra entre la espada y la pared. Gabi apunta a dejarlo. Otros como Ibrahimovic, Huntelaar, Pizarro, Buffon, Chiellini o Thiago Silva tienen la intención de seguir.

Gabi, Buffon, Aduriz, Thiago Silva e Ibrahimovic.

La pandemia de coronavirus ha frenado los planes de vida de la población mundial. En el fútbol, en concreto, eso atañe, principalmente, a las situaciones contractuales. Se ha tratado de dar forma legal al unísono al hecho de que los campeonatos no terminarán en la fecha prevista y que los jugadores que terminaban contrato al final del ejercicio puedan concluir su compromiso con su club sin problema. Pero hay un colectivo, o más bien un rango de edad, en el que la cosa se complica aún más, o, por el contrario, podrían verse también favorecidos por la austeridad que se anuncia en el próximo mercado. Se trata de los históricos, veteranos que ya pasaron incluso de los 35 y que siguen dando guerra y tenían intención de seguir haciéndolo.

El caso más particular en España es el de Aduriz. El delantero centro del Athletic llegó a anunciar su retirada, iba recibiendo homenajes por los campos, pero el hecho ahora de que la final de la Copa del Rey puede llegar a disputarse en 2021 le sitúa entre la espada y la pared. Eso le obligaría a alargar su carrera hasta los 40 y el ariete ya ha advertido que su cadera le ha dicho basta. Retirarse sin el merecido colofón de la final no haría justicia a uno de los nombres históricos de la Liga. No es el único veterano con su futuro en el aire en España. Diego López, a sus 38 años, espera noticias del Espanyol, como Moyá, otro portero, aguarda a sus 36 que la Real se dirija a él para ver dónde jugara la próxima campaña. Acaba contrato a final de temporada, como también Charles. El jornalero del gol del Eibar tiene ya 36 años y acaba también su vínculo. Su sueño, ha anunciado, es retirarse algún día en el Pontevedra. Un caso que parece cercano al final es el de Gabi. El excapitán del Atlético, de 36 años, estaría cerca de poner punto final a su andadura en el Al-Sadd catarí para ocupar el puesto que el Mono Burgos dejará libre al lado de Simeone en el Atlético al final de la temporada.

Si miramos a Italia, hay varios casos de leyendas que se resisten a dejarlo, pero con condiciones. Ibrahimovic es quien más en el alero está. El sueco, de 38 años, había llegado en enero al Milan para darle un baño de confianza al equipo. El coronavirus le ha situado en la senda de la retirada, aunque ha dejado abierta la puerta a seguir en el club lombardo o en otro si la situación se esclarece. Más nítido parece el destino inmediato de parte de la vieja guardia de la Juve. Se espera que Buffon (42 años) y Chiellini (35) anuncien su renovación por un año más. Se nota en el portero que todavía persigue el sueño de la Champions. A Parolo le ocurre algo parecido en el Lazio. El capitán del equipo celeste, de 35 años, espera renovar un año para escuchar la sintonía de la competición con el club capitalino.

  • Al-Sadd
  • Centrocampista
  • España

Thiago Silva parecía fuera del PSG y ahora puede seguir.

La austeridad del mercado puede ser la baza a seguir también de estos jugadores entrados en años. Así, Thiago Silva, que parecía hace unas semanas que no renovaría con el PSG a sus ya 35 años. Se hablaba de sus sustitutos entonces en Francia con la misma fuerza con la que ahora se hace de una posible ampliación de un año más porque no sería tan fácil encontrarle sustituto. En la misma situación está el elegante Leyghton Baines. Parecía que su fina zurda se alejaba irremediablemente del Everton, pero ahora emergen informaciones en las que le sitúan renovando para que el equipo de Ancelotti no tenga que acudir al mercado para firmar a un suplente. En Inglaterra, también acaba contrato David Silva. En el caso del canario, de 34 años, se trata de saber qué equipo logrará hacerse con sus servicios para la próxima temporada.

Negro en el Ajax parece tenerlo Huntelaar. El cazador holandés no estaba siendo indiscutible y parece que sus pasos le dirigirán, espera, a otro equipo para continuar jugando más allá de los 36 años que tiene. Igual que quiere hacer otro histórico artillero como Pizarro. El peruano termina su contrato con el Werder y sus 41 años no hacen presagiar que pueda alargar mucho su estancia en Europa. Un regreso a su país aparece en el horizonte. Otro delantero de recorrido como Lisandro López, hace ya que volvió a su país y a Racing, su casa, donde espera continuar, al menos, una temporada más.