RAYO VALLECANO

El Rayo y la plantilla siguen buscando soluciones al ERTE

Se mantienen los contactos para tratar de encontrar un acuerdo que proteja a los trabajadores más vulnerables. Cobeño es el mediador entre los capitanes y el presidente.

Paco Jémez, en una charla con la plantilla.
INMA FLORES DIARIO AS

A pesar de que el ERTE del Rayo ya es una realidad, este capítulo aún no se ha cerrado. Las conversaciones entre el club y la plantilla siguen adelante para tratar de encontrar un acuerdo que proteja a los trabajadores más vulnerables. El director deportivo, David Cobeño, ejerce el papel de mediador entre los capitanes y el presidente, ausente por su situación personal. El coronavirus ha golpeado duramente a su familia, con el fallecimiento de su padre e infectando al mismo Raúl Martín Presa. Circunstancias por las que el propietario de la entidad no ha estado presente en ninguna de las reuniones mantenidas a lo largo de la negociación, pero sí ha estado al tanto y ha ejercido la toma de decisiones.

Los contactos entre las partes continúan y la disposición de ambas discurre por el mismo camino, el de salvaguardar los intereses de los empleados que necesitan su nómina para poder vivir. Hasta ahora no se ha alcanzado un acuerdo. Desde la plantilla se insiste en las numerosas ideas y alternativas presentadas a lo largo de este tiempo, mientras que desde el club reiteran que han realizado tres propuestas diferentes (las dos primeras antes de presentar el ERTE y la última, antes de entrar en él, hará como diez o quince días). No hubo un punto de encuentro.

El acuerdo no ha sido posible al no conseguir un consenso respecto al porcentaje de reducción salarial de los jugadores profesionales y del técnico, que ahora, con el ERTE, verán reducidos sus emolumentos en un 70%. Algo que no sólo les afectaría a ellos. En otros clubes, también se han incluido ahí las figuras del director general y del director deportivo. Eso tiene sus particularidades en el Rayo, puesto que Luis Yáñez se encuentra de baja y quedaría exento en esta situación, pero sí alcanzaría a David Cobeño. La horquilla de porcentajes en los que se ha estado debatiendo a lo largo de estas semanas se encontraría en la línea de la de otros equipos de Segunda y siempre salvando los sueldos de los empleados, según han afirmado a AS fuentes de la entidad.