REAL MADRID

Dos meses sin el Bernabéu

El 1 de marzo fue el último partido en el estadio blanco, de gran recuerdo para el Real Madrid: el 2-0 al Barcelona con un Vinicius decisivo, autor del 1-0.

Dos meses sin fútbol en el Santiago Bernabéu.
Gonzalo Arroyo Moreno Getty

La nostalgia era esto, al menos para el madridismo: dos meses sin un partido en el Santiago Bernabéu. El 1 de marzo, nadie lo sabía entonces, se abrió el estadio al fútbol por última vez. La despedida ahora parece haber sido a propósito, como pensada para dejar un perfecto recuerdo: Real Madrid 2-0 Barcelona, golaveraje a favor, 73-72 en el histórico de los Clásicos y un liderato que, sin embargo, los de Zidane se dejaron el siguiente domingo en el Villamarín.

Pero antes del cierre forzoso hubo un doble grito en el Bernabéu, el primero esperado y el segundo sorprendente. Vinicius, tantas veces desequilibrante, encontró por fin el premio del gol, un 1-0 con la colaboración de Piqué y celebración a lo Cristiano. Le siguió un Mariano obviado recurrentemente por Zidane, que sacó brillo a los tres minutos que tuvo: apenas había pisado el campo y ya celebraba la sentencia.

Vinicius celebra su gol al Barcelona en el Clásico al estilo Cristiano.

Dos meses después, cualquier tiempo pasado parece mejor. Hoy no hay salud y, por lo tanto, tampoco fútbol. Para cuando pueda recuperarse lo uno y lo otro, entre los muchísimos cambios que habrá seguramente esté el del Alfredo di Stéfano por el Santiago Bernabéu. En la pausa por el coronavirus las obras han cogido velocidad y la intención del club es no levantar el pie del acelerador.

Los plazos han ido acortándose y, puesto que no habrá fútbol a puerta abierta, como pronto, hasta 2021, el deseo del Madrid es trasladar sus partidos como local a Valdebebas. Serían, de la reanudación al final de la temporada, seis de Liga y la incógnita de la Champions, donde los de Zidane deberían remontar en Mánchester al City para ejercer de anfitriones en Europa. Irene Lozano (CSD) ha expresado que no habrá aficionados en los estadios hasta que se dé con la vacuna o tratamientos eficaces contra el virus, por lo que el Bernabéu podría superar el año sin fútbol por primera vez.

Las instalaciones son magníficas y, pese a que sería necesaria una adaptación a las exigencias de LaLiga y la UEFA, que han dado luz verde a la mudanza provisional, se quiere sacar provecho de esta nueva y difícil normalidad. La afición, buscando algo positivo en la pandemia, va a tener su flamante nuevo Bernabéu con antelación.