NUESTRA MEJOR VICTORIA

Lopetegui: "Volverá el fútbol cuando podamos darnos un abrazo"

Rafa Nadal reclutó a un amigo para la iniciativa de la Cruz Roja procedente de otra de sus pasiones: el fútbol. Julen Lopetegui (Asteasu, 53 años) lleva ahora las riendas del Sevilla

Julen Lopetegui está, como la gran mayoría de los españoles, confinado con su familia en su casa (en Sevilla), implorando un final cercano para esta pandemia "trágica que se nos está llevando a mucha gente que queremos, en mi caso a varios amigos míos".Nos deja una reflexión plena de sentimiento: "Se nos ha ido la que para mí ha sido la mejor generación de España. Gente que nos sacó adelante tras la Guerra Civil, incluso con cuatro trabajos. Y encima se ha ido de la forma más cruel, sin poder siquiera despedirse de los suyos. Ojalá la sociedad futura que nos quede tras esta pesadilla no los olvide nunca y sea mucho más sensible y más solidaria".

Sobre el regreso de la competición, el líder del proyecto deportivo del Sevilla muestra el sentir general de su colectivo: "Esto no va a ser como el inicio de una pretemporada normal tras la vuelta de las vacaciones. Vamos a necesitar un mínimo de cinco semanas de trabajo antes de poder competir con garantías. Pocos tienen casa con jardín y piscina. Muchos futbolistas viven en pisos de cien metros y es imposible pensar que a la vuelta estarán siquiera al 20 por ciento de sus posibilidades".

El guipuzcoano lo tiene claro. "El regreso será cuando Sanidad nos diga que hay garantías plenas. Ahora no pienso en si el Sevilla tendrá o no plaza segura de Champions. Lo que hay que priorizar ahora es la salud. Como le digo a un amigo mío, el futbol volverá cuando podamos volver a darnos un abrazo. Esa sería la mejor señal de que poco a poco vamos retornando a la normalidad". Julen asume que estamos "ante un escenario desconocido y sin precedentes. Si regresamos un día sabemos que será de una forma atípica, aunque es lo que estamos deseando todos".

Controlados. Aunque esté en casa, Lopetegui lleva un control estricto de su plantilla. Y ojo con la báscula. "No me engañan. Sabemos lo que pesan cada día y confío en ellos". Da las gracias al Sevilla por llamarle en verano: "Sevilla tiene duende, es una ciudad increíble. Y este club no tiene sólo el Arrebato, detrás hay una gran historia y una exigencia a la altura del gran club que es". Nos deja con un ruego que compartimos todos: "Que se acabe de una vez esta película de ciencia ficción... que por desgracia es real".