REAL MADRID

Nueve años con Nacho

El central madridista debutó el 23 de abril de 2011, en Mestalla. Mostró ser un multiusos: jugó como lateral izquierdo. Está a un partido de los 200 con el Real Madrid. Una vida de blanco...

Nueve años con Nacho

El defensa que siempre cumple. Una frase que es un halago, pero que en el fondo minimiza todo lo que supone Nacho para el Real Madrid. El canterano blanco cumple este 23 de abril nueve años como miembro del primer equipo madridista, casi una década, es un elegido. Este verano cumplirá 19 años en el club desde que entrase en Alevines gracias a que sus padrinos les consiguieron una prueba. "No se puso nervioso y lo clavó, vimos al Nacho que sigue siendo hoy", relataba su padre José María en AS hace tres años. La prueba de fuego realmente decisiva fue el 23 de abril de 2011. Mourinho necesitó un lateral izquierdo de emergencia para un Valencia-Real Madrid en Mestalla y se la jugó con el por entonces castillista Nacho. Nacho debutó, lo bordó (el Madrid ganó 3-6) y el resto es historia.

El Madrid regresaba a la ciudad del Turia con la resaca de la Copa del Rey que le había ganado al Barcelona tres días antes en el mismo escenario, Mestalla. Casi todo fue inusual. No sólo el abultadísimo marcador (3-6), el Madrid utilizó una equipación inusual (pantalón blanco, camiseta azul marino) y Nacho fue el escogido en una defensa casi de circunstancias, con Albiol de lateral derecho y Garay y Carvalho de centrales. A Mourinho, pese a todo, aquel día le fue de fábula. Al descanso su equipo ganaba 0-4 y Nacho mostró su solvencia pese a que le tocó lidiar con Joaquín.

Nacho se llevó el balón de su debut, el 23 de abril de 2011, en Mestalla contra el Valencia.

Desde entonces, quince títulos con el Madrid...

Fue el punto de partida de una carrera ligada en exclusiva al Madrid. Aunque a Nacho le llamaron con insistencia clubes como el Roma, ha sido un fijo en la plantilla. El resultado ha sido un ejemplo de profesionalismo para las nuevas generaciones de canteranos blancos y un palmarés envidiable: cuatro Champions, una Liga, una Copa, cuatro Mundiales de Clubes, tres Supercopas de Europa y dos de España. También la presencia con La Roja, con la que ganó un Europeo Sub-17 y otro Sub-21, y a la que ha representado en 22 ocasiones. Ahora, su siguente reto, a un partido vista, es convertirse en 'bicentenario' con el Madrid. Nacho, toda una vida de blanco.