ATLÉTICO

El alcalde de Liverpool pide investigar el partido de Anfield

"Hemos visto un aumento en la curva de infección de 1.200 personas y debemos descubrir si se debe directamente a los hinchas del Atlético", declaró en la BBC.

43 días después de jugarse sigue la polémica alrededor del Liverpool-Atlético de vuelta de octavos de la Champions. Las autoridades han posado la lupa sobre éste y lo vinculan con el aumento de casos de coronavirus en la localidad. El alcalde Steve Rotheram, que ya lo criticó en su día, pide ahora una investigación independiente para establecer una posible conexión con un aumento de casos de la enfermedad en Liverpool desde entonces. "Si las personas han contraído coronavirus como resultado directo de un evento deportivo que creemos que no debería haber tenido lugar, bueno, eso es escandaloso", declaró en la BBC. 

"Hemos visto un aumento en la curva de infección, y eso resultó en 1.200 personas en Liverpool contrayendo la COVID-19", contabilizó. "Eso necesita ser investigado para descubrir si algunas de esas infecciones se deben directamente a los fanáticos del Atlético. Hubo ciudades calientes de coronavirus, y Madrid era una de ellas", señaló. "No se les permitió congregarse en su propio país, pero 3.000 de esos fanáticos vinieron al nuestro y posiblemente podrían haber propagado el coronavirus", adujo también. 

"El Gobierno debe asumir responsabilidad por no cerrar antes"

Y es que, como el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el director de salud pública de Liverpool actual, Matthew Ashton, como el ex, John Ashton, Rotheram no duda en volver a calificar de "error" tremendo permitir el viaje de la hinchada rojiblanca a la localidad el pasado 11 de marzo (tres días después en España se declararía el estado de alarma). "Debe analizarse, y necesita que el Gobierno asuma cierta responsabilidad por no cerrar antes", zanjó el alcalde sobre este partido, que seguirá coleando.