INGLATERRA

David Moyes: un tipo solidario con propina

El entrenador del West Ham se apuntó a repartir frutas y verduras de manera voluntaria e incluso sacó una pequeña ganancia de una vecina.

David Moyes entrando al estadio del Gillingham.
PAUL CHILDS Action Images via Reuters

David Moyes, entrenador del West Ham que también pasó por los banquillos de Everton y Manchester United, trato de echar una mano durante la pandemia del coronavirus a sus vecinos.

El míster salió de Londres hace varias semanas y acudió a un domicilio familiar en Lancashire, mucho más al norte de Inglaterra. Hace días atrás, Moyes salió a comprar y, en la tienda de alimentación a la que acudió, vio un cartel que buscaba un repartidor. El entrenador se ofreció a realizar este trabajo de manera voluntaria para tratar de ayudar dada la situación. "Lo hice de manera voluntaria porque mi mujer estaba fuera en ese momento. Estaba solo y decidí hacerme repartidor de frutas y verduras", aseguró en The Guardian.

Algunos vecinos le reconocieron ("Podías oír '¿Ese es David Moyes?'") pero, no todos. Entre los que no, estaba una vecina mayor, que quiso valorar su trabajo con una pequeña propina. "Creo que la cuenta eran 16,80 libras por una caja de frutas y verduras. Ella me dio un billete de 20 y me dijo: "Aquí tienes hijo, quédate con el cambio". ¡La propina!", aseguraba en el diario británico.

Moyes tuvo que acudir a otros domicilios y le tocó, incluso, ir al de alguno de sus amigos, que encargaron un pedido para gastarle una broma. "Dos de mis amigos con los que suelo salir a tomar algo me escribían por Whatsapp todo el rato. "¿Ya has entregado la fruta y la verdura?". Al final, les tuve que llevar dos cajas", afirmó Moyes, que sacó un pequeño beneficio de menos de tres libras.

Esta no está siendo su única manera de ayudar del escocés, que también está utilizando su fama para tratar de animar a los demás con llamadas. Hace días, estuvo charlando con Iris, una señora de 85 años que ha superado el coronavirus. "Está muy bien y me dice que está recibiendo mucho apoyo de la gente del West Ham. La llaman y le envían cartas. Yo le he prometido que cuando vuelva el fútbol iré a buscarla en taxi, iremos al partido y luego, la dejaré de vuelta en casa", confesó.

En confinamiento, deja de ser el míster

Moyes está solo en su casa de Lancashire y ahora, reconoce que su mujer, Pamela Moyes, es quien le da las indicaciones para mejorar en la cocina, como él suele hacer con sus futbolistas. "Ahora es mi mujer la que está en la banda, dándome todo tipo de indicaciones aunque creo que mi cocina es algo mejor que la media. He hecho salmón al horno, rape. He pasado bastante por la pescadería. No es algo increíble pero se deja comer", explicó el entrenador sobre su manejo en la cocina a las órdenes de