INGLATERRA

El príncipe heredero de Arabia compra el Newcastle

Según Telegraph, después de trece años al mando, Mike Ashley ha accedido a vender el club por más del doble de lo que pagó él, aunque la crisis ha hecho que su precio baje.

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman.
Bandar Al-Jaloud AFP

El acuerdo para la venta del Newcastle de Mike Ashley (dueño del club desde hace trece años y propietario de la cadena de tiendas SportsDirect.com) parece que por fin se ha concretado. Después de varios meses en negociaciones, y aunque todavía no se ha realizado confirmación pública, Telegraph asegura, basándose en muchas fuentes, que el contrato está firmado a la espera de la aprobación de la Premier League.

El comprador, a través de la financiera Amanda Staveley, sería el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, y abonaría 300 millones de libras (344 millones de euros) en lugar de los 340 (390 millones de euros) que se habían pactado en un principio debido a las pérdidas que provocará la crisis económica del coronavirus.

El Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudí se haría así con el 80% del club, dividiendo el 20% restante en dos partes, una mitad para PCP Capital Partners (empresa de Staveley) y otra para los hermanos Reuben, miembros una poderosa familia británica con un patrimonio de 18.000 millones de libras.

Puede pasar un mes mientras la Premier League revisa los documentos y se asegura de que los nuevos directivos pasan las pruebas pertinentes. Al parecer, el documento de 31 páginas de la venta se habría firmado la semana pasada en las sedes de las compañías, aunque el Newcastle, que se niega a hacer comentarios, no lo ha hecho público todavía.

El medio británico también explica que se habría pagado ya una fianza de 13 millones de libras y que en el acuerdo se incluirían detalles sobre el reclamo de un pago de 150 millones de libras correspondientes a una disputa legal entre la empresa PCP y el Braclays Bank.

Staveley, Jamie y Simon Reuben (hijos de David Reuben) y Yasir Al-Rumayyan (director general del Fondo de Inversión Pública) serían las personas al mando del Newcastle, de los cuales el último es el que está llamado a ejercer como presidente del club como apoderado de Bin Salman. Jamie Reuben, además, debería de dejar su cargo en la directiva del Queens Park Rangers, según establecen las normas de la liga inglesa.

El acuerdo se cerraría tras tres años de duras negociaciones desde que Mike Ashley pusiera el club en venta en 2017. A pesar de las críticas, Ashley había rechazado muchas pujas de Steveley para hacerse con el Newcastle, aunque las conversaciones se habían intensificado a principios de año.

La venta del equipo significará un gran salto, ya que en tiempos de crisis, esta inyección económica podría colocar al Newcastle a la altura de los más grandes de la Premier League, como ocurrió en su día con el Manchester City y Sheikh Mansour. Tras comprar el equipo por unos 155 millones de euros en 2007, Ashley lo vendería por más del doble, a pesar de que durante ese tiempo el club ha bajado dos veces al Championship.