LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Así es el primer protocolo de la Liga para jugar a puerta cerrada

Envió una circular a los clubes con normas sobre seguridad y organización "de obligado y estricto cumplimiento" que actualizará con las medidas sanitarias. Tope de 100 trabajadores en el estadio, un 65-75% menos.

Así es el primer protocolo de la Liga para jugar a puerta cerrada
AMAIA ZABALO DIARIO AS

LaLiga no sólo trabaja en la elaboración de un protocolo, ya desvelado, sobre cómo debe producirse el regreso de los equipos a los entrenamientos cuando el Gobierno lo permita y levante el confinamiento por el coronavirus. Además, según los documentos a los que ha tenido acceso AS, la dirección de Integridad y Seguridad, dirigida por Florentino Villabona, también está centrada en pulir un exhaustivo protocolo para los partidos a puerta cerrada. Un hecho que ratifica dos cosas: que las 11 jornadas que restan serán, total o parcialmente, sin público en caso de que se pueda reiniciar la competición el 29 de mayo, 6 de junio o 28 de junio, como desea Tebas, y que el fútbol con espectadores en España tardará tiempo en llegar. Igual hasta la temporada 2020-21.

LaLiga ya envió el pasado 11 de marzo a los 42 clubes una circular (la 29ª), de ocho folios, para "su obligado y estricto cumplimiento". Detalla quiénes podrían acceder a los estadios a puerta cerrada y quiénes no, y se centra en las medidas de seguridad y en las normas que, sobre todo, afectan a los medios de comunicación según las directrices de la UEFA. Destaca la exigencia de que sólo podrán entrar, como máximo, 100 trabajadores acreditados por el club local y prohíbe, por exclusión en el texto, todas las actividades no esenciales en los partidos: restauración, taquilla, protocolo... La reducción de personal ajeno a lo meramente deportivo supone, según varios coordinadores consultados, una media de entre un 65% al 75% ya que hay clubes, los más grandes, que rondan siempre el millar de acreditados totales por jornada, la mayoría de Primera tiene en torno a 480 y el que menos de Segunda, unos 180. El Gobierno no quiere a más de 200 personas por partido a puerta cerrada entre plantillas y trabajadores.

LaLiga envió esta circular a los clubes en el momento en el que, en principio, decretó por orden del Gobierno que las jornadas 28ª y 29ª (del 15 y 22 de marzo) debían disputarse a puerta cerrada. Justo antes de suspender toda la competición. Ahora, ese documento deberá actualizarse y ser complementado con las medidas sanitarias consensuadas durante este último mes. Sin embargo, el grueso de la nueva circular partirá de esta original.

El informe a ampliar ya diferencia las normas antes, durante y después del partido. "Podrán acceder los jugadores convocados, el cuerpo técnico, empleados, un máximo de tres personas de alta dirección y cualquier miembro de la Junta o el Consejo y los no convocados que acrediten su condición". En esas listas, que deben ser entregadas antes del viernes a las 12:00, se tendrá en cuenta la producción de los partidos. En cuanto a la lista del club local se incluye a los proveedores externos (seguridad, servicios sanitarios, mantenimiento, etc): "Se deberá limitar al personal estrictamente justificado, no superando un máximo de 100 personas". Aquí también se prevé "el acceso de ayuda externa en caso de emergencias (bomberos, protección civil…)". Se recuerda que de todo ello "se tenga constancia en una acta" y que "la dirección de seguridad de los clubes no deben emitir ninguna información de la excepcionalidad de esta organización".

En cuanto a los medios de comunicación, aclara que podrá acceder el personal necesario asociado a la producción de la señal televisiva, un fotógrafo oficial del club local y miembros de redes sociales, televisión y web. También se permitirá el acceso al personal de la empresa de recopilación de datos, servicios de análisis táctico Mediacoach, profesionales de la U televisiva (perímetro publicitario), personal técnico del VAR, al director de partido de LaLiga y al fotógrafo de LaLiga (enviará a los medios sus fotos a través de la Agencia EFE). Los contenidos de producción para la señal de partido se limitarán a una entrevista previa a los entrenadores, entrevista SuperFlash con jugadores postpartido así como entrevistas Flash con entrenadores y jugadores. Ante una situación excepcional, medidas excepcionales.

Piloto, 'barman' y plumilla: de de ser VIP a no ser esenciales

El protocolo a puerta cerrada de LaLiga, enviado por Carlos del Campo y Javier Morente, y firmado por la directora legal, María José López, fue enviado también al CSD, Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Comisión Estatal contra la Violencia. La idea era compartir las medidas y, además, recibir feedback con el objetivo de poder mejorar el documento. Gracias a él, los clubes ya saben que no podrán dejar pasar con este escenario, salvo causas de fuerza mayor, a técnicos de sonido, personal de tiendas, bares y taquillas, azafatas(os) de palco, conductores de autobús, pilotos, copilotos y personal de tierra si el equipo visitante viaja en avión, mascotas, personal de protocolo, agentes de seguridad privada (entre 75 y 100), cocineros para las salas VIP y porteros en los accesos, que pasarán de ser casi cien a ser únicamente seis.

Esta circular prohíbe las ruedas de prensa, la zona mixta, entrevistas en el palco, grabación de la charla de los entrenadores en el vestuario, grabaciones especiales de los clubes o productoras, actividades de LaLiga Experience y visitas institucionales. La celebración de las ruedas de prensa previas a los encuentros de Primera y Segunda se dejarán a criterio de los clubes y las preguntas se realizarán sin espumilla en los micrófonos. LaLiga recuerda que "el régimen sancionador del Reglamento para la Retransmisión Televisiva no se aplicará a los contenidos reflejados anteriormente".