COMPETICIONES

Puerta cerrada, partidos cada 72 horas y pausas de hidratación

La Comisión de Seguimiento del COVID-19 en la que participan RFEF, Liga y AFE acuerda el protocolo para cuando el Gobierno autorice volver a jugar. LaLiga recuerda que es competente sobre los horarios.

Puerta cerrada, partidos cada 72 horas y pausas de hidratación

La Comisión de Seguimiento que forman representantes de distintas áreas de la Federación (RFEF), de LaLiga, la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), las asociaciones de Jugadores y de Jugadoras de Fútbol Sala y los clubes de fútbol femenino y fútbol sala ha acordado seguir un protocolo para cuando el Gobierno autorice volver a jugar, lo que se espera que suceda, según los planes de la UEFA que avanzó este periódico, a partir de la primera semana de junio.

Los acuerdos tomados por la comisión mixta contemplan jugar como mínimo cada 72 horas y, dado que el Campeonato se retomará en verano, será con dos pausas obligatorias de hidratación, una en cada tiempo, que serán ordenadas por el árbitro. Fuentes de LaLiga dicen que este punto no salió en la reunión, pero que en todo caso no se oponen a las pausas de hidratación, asunto que sí incluyó en sus nota oficial a RFEF.

Todos los presentes en la reunión telemática que presidió Rubiales dan por descontado que, cuando vuelva la competición, seguramente para el fin de semana del 5, 6 y 7 de junio, se tendrá que jugar a puerta cerrada al menos hasta septiembre, tal y como este periódico confirmó en fuentes del Ejecutivo ya que el Gobierno no tiene previsto autorizar la aglomeración de público en ningún tipo de espectáculos al menos hasta despues del verano.

Un punto conflictivo fue el tema de los horarios y de los partidos en los meses de verano, para lo que la RFEF trató de reservarse el derecho de veto si cree que las condiciones meteorológicas así lo aconsejan. Pero el representante de LaLiga, Carlos del Campo, recordó que los horarios son competencia de su organización porque así lo estableció la Comisión Directiva del CSD, órgano ante el que la propia Federación tiene recurrido este acuerdo.

En lo que no hay acuerdo de momento es la duración de los contratos de los jugadores. La AFE, que considera que el tono en el que se desarrolló la reunión no fue el adecuado, se niega a que los compromisos se extiendan más allá del 30 de junio, pero la RFEF les recuerda que la norma sobreviene por un cambio del Reglamento aprobado por la FIFA, por lo que será inevitable que los futbolistas puedan cambiar de equipo hasta que concluyan las Ligas. Sin embargo, la postura de la AFE es que la FIFA no tiene competencia sobre las relaciones laborales entre clubes y futbolistas. Por otro lado, la FIFA dice lo contrario y asegura que para eso funcionan tanto la Comisión del Estatuto del Jugador como la de Resolución de Disputas, que es precisamente donde acuden clubes y jugadores cuando hay desacuerdos contractuales.

La reunión telemática fue tensa, y la AFE se quejó del tono empleado por la Federación, que en todo caso defendió sin concesiones distanciar los partidos un mínimo de 72 horas, tal y como marca la norma FIFA.

La RFEF ha convocado para este miércoles una reunión telemática de su Junta directiva donde Luis Rubiales informará de todos estos acuerdos. Además, el presidente responderá a las cuestiones sobre el proceso electoral en la Federación, paralizado por la pandemia, que podría retomarse en otoño.