CORONAVIRUS

"No celebro el título sino que mi mujer llegue a casa"

La mujer de Ruud Vormer, jugador del Brujas recién proclamado campeón, es médico en la UVI del hospital Maria Midelares de Gante.

"No celebro el título sino que mi mujer llegue a casa"

El fútbol profesional estos días nos trae multitud de fotos de Instagram de jugadores compartiendo con sus millones de fans cómo llevan el confinamiento en sus lujosos chalés y gimnasios particulares. En Bélgica, mientras, uno de ellos, el mediocentro holandés del Brujas Ruud Vormer (de 31 años y que ganó el Balón de Oro Belga en 2018) se ha apartado de los focos para poner en relieve y admiración lo que hace su mujer, que trabaja todos los días en turnos de 12 horas en la UVI del hospital Maria Midelares de Gante. Se llama Roos Marie America. "¿Miles de personas están muriendo y nosotros vamos a pensar en play-off? ¡Vamos, por favor! Estoy muy orgullosa de mi mujer. Yo no podría hacer lo que ella hace. Me volvería loco. Sólo puedes puedes admirar a una mujer así", contó en Het Laatste Nieuws.

"Yo no suelo beber. No celebro el título sino que mi mujer llegue a casa todas las noches en buenas condiciones. Ahí sí que me puedo tomar algo", confiesa el bueno de Ruud, que mientras se queda en casa cuidando de sus tres hijos. La Jupiler Pro League tomó la drástica decisión de poner fin al campeonato y coronar como campeón al Brujas, el hasta entonces líder de la tabla. Vormer jugó esta temporada 40 partidos y marcó tres goles. Ha demostrado clase y calidad al abrir las puertas de su casa para que todo el mundo descubriera que la verdadera heroína era su mujer. 

  • Centrocampista
  • Países Bajos

El turno de 12 horas

Son las 9 de la mañana, el Brujas publicó este reportaje en su web sobre las 12 horas de trabajo de la doctora Roos Marie America. Es el futbolista quien se queda a cargo de sus tres hijos durante el día ahora que no hay entrenamientos y su mujer tiene que trabajar en un hospital, que como en España, está saturado por la crisis del coronavirus.

Roos Marie America llega al hospital

El turno de la doctora es de 10 de la mañana a 10 de la noche. "Los pacientes sospechosos de tener Covid-19 son enviados al Bloque C, ubicado en una entrada separada. Me enfundo un mono antes de entrar en las salas y una mascarilla, que se gastan rápidamente", explica en la web del Brujas. "Mira, aquí tenemos una radiografía sospechosa de tener COVID-19"

"Nos faltan respiradores"

En el turno de trabajo de Roos Marie America coincide con muchos compañeros que son seguidores del equipo de su marido. "Este es un compañero e hincha del Brujas. Está muy enfadado porque el fútbol se ha suspendido", dice en el reportaje. A las 22:00 horas pone fin a su jornada de trabajo con el ánimo algo decaído: "Nos faltan muchos respiradores y van a venir días muy duros hasta que alcancemos el pico de contagiados". 

Roos Marie America llega por fin a casa. Allí está su marido con sus hijos. La crisis coronavirus ha sacado a la luz a los verdaderos héroes y heroínas. No los que daban patadas a un balón sino los que salvan vidas como esta doctora, que tiene un marido que se dedica a jugar al fútbol.