BÉLGICA

La Federación defiende la decisión de acabar prematuramente la liga

El organismo belga afirmó que la decisión se tomó por razones sanitarias y económicas. Durante la reunión con la UEFA le criticó las amenazas de expulsar de Europa a los clubes belgas.

El fútbol belga defendió este viernes su decisión de dar por terminada la temporada en una llamada con la UEFA, después de que el organismo rector amenazó a los países que no intentan completar sus ligas con una prohibición en las competiciones internacionales.

La Jupiler Pro League canceló el jueves el resto de la temporada, que se suspendió el mes pasado debido a la pandemia de coronavirus.  El Brujas fue declarado campeón, mientras que se creó un grupo de trabajo de cinco personas para decidir el tema del descenso, la promoción y las plazas en las competiciones europeas la próxima temporada.

Pero la Jupiler Pro League fue advertida casi de inmediato cuando la UEFA manifestó a sus federaciones miembro que era de "importancia capital" que las competiciones, incluidas las ligas nacionales, se decidieran en el campo y que parar definitivamente "realmente debería ser el último recurso". Parecía sugerir que, donde las competiciones no se terminaran, los clubes involucrados no podrían ser incluidos en las competiciones europeas la próxima temporada.

"Dado que la participación en las competiciones de clubes de la UEFA está determinada por el resultado deportivo alcanzado al final de una competencia nacional completa, una finalización prematura arrojaría dudas sobre el cumplimiento de dicha condición", relataba una carta firmada por la UEFA y la Asociación Europea de Clubes (CEA).

Sin embargo, la asociación belga de fútbol (KBVB) ha explicado los motivos para tomar la decisión de cese definitivo de la liga de esta temporada: por razones de salud pública y razones económicas.

También le dijo a la UEFA que no estaban de acuerdo con el enfoque que obligue a las ligas a continuar su temporada durante la actual crisis de salud general, con la amenaza de ser excluidos de las competiciones europeas de la próxima temporada.

"Tanto la KBVB como la Jupiler Pro League son firmes partidarios de la solidaridad del fútbol europeo. Es precisamente desde esta solidaridad que nuestros representantes abogaron por una política que permitiera enfrentar esta situación respetando el contexto específico de cada liga", dijo en un comunicado. Además, añadió que las partes planeaban volver a hablar la próxima semana.

La mayoría de los clubes profesionales de Bélgica habían abogado por la cancelación de la temporada debido a los crecientes costes económicos, sin recibir ingresos a cambio.