FRANCIA

La explosión del coronavirus en París pudo empezar a las puertas del Parque de los Príncipes

Durante el PSG-Borussia Dortmund, se juntaron hasta 4000 aficionados en los alrededores. "En ese momento nos dijeron que no era peligroso", reconocen en Le Parisien.

El 11 de marzo, el Paris Saint-Germain superó los octavos de final de la Champions League al remontar con un 2-0 en el Parque de los Príncipes el 2-1 de la ida en casa del Borussia Dortmund. El estadio parisino, uno de los más calientes de Europa en las grandes noches, no tuvo afluencia de público ya que la policía de París decidió que fuera a puerta cerrada como medida de seguridad para evitar la expansión del coronavirus en la capital francesa. Cancelaron la entrada al estadio, pero hasta 4000 aficionados no querían perderse una noche histórica y se reunieron cerca de uno de los fondos para intentar apoyar a los suyos desde fuera.

En Le Parisien hablan con varios de los aficionados presentes ese día que reconocen que no sintieron peligro de contagio. Además, afirman,  tenían el permiso de reunión por parte de la policía, aunque las aglomeraciones de más de 1000 personas habían sido prohibidas desde el día 5 de marzo.

"Visto a posteriori, si, era arriesgado. Si hubiéramos sabído lo que iba a suceder las próximas semanas nos hubiéramos quedado en casa", asegura uno de los aficionados presentes aquel día a pocos metros de donde se celebraba el partido. "No nos preocupamos porque también había mucha gente en centros comerciales. La concentración fue validada por la policía pero no me arrepiento porque este día nunca se me olvidará", asegura a la prensa francesa Matthieu, otro de los presentes.

Con más de 40.000 infectados en Francia, uno de los cabecillas de Collectif Ultras Paris, Romain Mabille, reconoce a Le Parisien que hay varios miembros del grupo que acudieron 'al partido' que han dado positivo  por Covid-19 "pero no saben si lo cogieron ese día, antes o después".

Aunque la mayoría reconoce ahora observar la situación con cierto miedo, todos afirman que vivieron una noche histórica animando a su equipo desde fuera y con la celebración junto a los jugadores, que tras imponerse a los alemanes, salieron a disfrutar con los aficionados presentes.