PRIMERA IBERDROLA

Iragartze Fernández, árbitra y enfermera: "Estamos trabajando intensamente y con estrés"

Iragartze Fernández es una de las árbitras de la Primera Iberdrola que pelea contra el coronavirus como sanitaria en el Centro de Salud Rekalde de Bilbao.

Árbitra de la Primera Iberdrola y enfermera.
RFEF

La Primera Iberdrola no sólo nos deja jugadoras que compaginan el fútbol con actividades sanitarias. En la competición también encontramos casos de árbitras que dedican su vida a este deporte y a la sanidad. En este último campo se han volcado todos sus esfuerzos en estos días tan duros por la crisis del coronavirus en España. Desde la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) han hablado con ellas y han mostrado cómo se encuentran estas heroínas. Se trata de Judit Romano, que es anestesióloga, Elena Peláez, matrona, e Iragartze Fernández, enfermera.

Las tres forman parte de cuerpos arbitrales cada fin de semana, desde Segunda hasta Tercera División y pasando por la Primera Iberdrola. Pero ahora, lejos del fútbol, las colegiadas están dejándose la piel en luchar contra el virus. Iragartze Fernández, enfermera en el Centro de Salud Rekalde de Bilbao y árbitra asistente en la Primera Iberdrola y en Tercera División muestra la grave situación que se afronta estos días en los hospitales. "Estamos trabajando intensamente y en muchos momentos con situaciones de estrés cribando los posibles casos de coronavirus. Por el bien de todos, quédate en casa y ayúdanos a no expandir más la enfermedad", indica.

Por su parte, Elena Peláez, matrona en el Hospital Río Carrión de Palencia y árbitra de la Primera Iberdrola, lanza un mensaje de optimismo mientras sigue al frente con su trabajo en el hospital en unas condiciones cada vez más complicadas. "Con el esfuerzo de todos y actitud positiva vamos a superarlo", afirma. Se suma a la castellano-leonesa Judit Romano, árbitra asistente en Segunda División. Judit trabaja como anestesióloga y reanimadora en el Hospital Universitario Central de Asturias en Oviedo. "Su caso es un ejemplo de superación desde hace muchos años cuando con 14 años supero un linfoma", señalan desde la RFEF. Actualmente es la única mujer en Segunda División, tras el ascenso a Primera de Guadalupe Porras. "Somos un equipo y juntos ganaremos. Seguro", sentencia Romano.