REAL MADRID

Radiografía del Madrid tras siete meses: la portería y la defensa

El coronavirus ha forzado el frenazo en la competición con el tramo final de la temporada por jugarse, lo que invita a evaluar lo ocurrido hasta ahora.

Radiografía del Madrid tras siete meses: la portería y la defensa

El coronavirus, lógicamente también en el deporte, ha supuesto un punto de inflexión. La temporada del Real Madrid, en medio de muchas dudas, se vio parada por la crisis sanitaria después de siete meses de competición. Hasta entonces hubo alternancia de luces y sombras. En la portería y en la defensa el balance es bueno: 35 goles en contra en 39 partidos (0,89 de media) y 14 tantos (un 18,18% del total) y 18 asistencias en ataque.

Courtois (2.865 minutos; el 6º de la plantilla)

Este más de medio curso ha dado la razón a su fichaje (alrededor de 35 millones) y silenciado los recuerdos de Keylor Navas. Los registros del belga son incuestionables: 26 goles en 32 partidos (0,81 de promedio) y 15 porterías a cero (46,87%). El Zamora, después del de Casillas en la 2007-08, vuelve a ser un objetivo real en el Madrid.

Areola (674; 20º)

Mejores sensaciones que datos, lo cual no deja de ser meritorio estando donde está. Ha encajado 9 tantos en 8 encuentros (1,12 de media) y ha conseguido 3 puertas a cero (37,5%). Su porcentaje de paradas es discreto, un 59,09% (el de Courtois, 72,92%), pero en el club ha gustado mucho su adaptación al rol de segundo portero. Trabajador, colaborador por el buen ambiente del vestuario, su cesión hasta junio podría no ser su final en el Bernabéu.

Carvajal (2.910; 5º)

Ha ido de menos a más, perdiendo incluso en el último tramo de 2019 la titularidad en la Selección. El Madrid, sin embargo, le ha echado de menos cuando no ha estado: cuatro victorias y tres derrotas sin él. Su jerarquía e importancia, de hecho, llevó a Odriozola a salir cedido en enero.

Odriozola (434; 23º)

Lastrado por el peso de la camiseta, con errores tan sonados como su innecesaria expulsión en la debacle de Mallorca, se marchó a préstamo al Bayern en invierno. En Múnich apenas le ha ido mejor, sólo 70 minutos, pero sigue siendo su gran oportunidad de demostrar qué le llevó al Madrid y a La Roja.

Militao (992; 17º)

Otro ejemplo de jugador superado por la exigencia y las expectativas. Los 50 millones de inversión en él parecen, a día de hoy, demasiados. Militao, que pese a ello se ha hecho un fijo en las convocatorias de Brasil, no ha amenazado los estados de bienestar de Ramos y Varane. Con él de inicio, los de Zidane han ganado seis partidos, perdido cuatro y empatado uno, con un balance de goles ligeramente favorable: 17-16. No ha marcado ni asistido, mientras que en el Oporto, en la 2018-19, hizo cinco tantos y repartió cuatro asistencias.

Varane (3.000; 3º)

El más regular de la línea de atrás madridista. La rodilla le ha respetado, ha encontrado regularidad, superado los 300 partidos de blanco y dado un paso al frente en responsabilidad a la hora de sacar el balón. A eso hay que añadirle tres goles y una asistencia.

Sergio Ramos (3.033; 2º)

El capitán, fiable aunque con algún lapsus en defensa, como en la reciente noche del Villamarín, se ha diferenciado desde agosto en funciones de '9'. Con 7 tantos, es, igualado a Rodrygo, el segundo máximo goleador de una plantilla con la pólvora mojada.

Nacho (641; 22º)

Su temporada más complicada desde que se asentó en el primer equipo. Una difícil lesión de rodilla, el nivel de Ramos y Varane, y la apuesta por Militao (50 M€) le han escorado. Zidane reconoce sus valores y su valía, pero sólo le ha sacado en nueve partidos, tres de ellos en Copa. Le ha ayudado su versatilidad, actuando seis veces en los laterales.

Marcelo (1.495; 11º)

Sigue sin recuperar su antiguo nivel, pero a rachas ha ofrecido mejores impresiones que en la última temporada, la que le puso en la picota. Para ello le ha echado un cable Zidane, en las antípodas con el brasileño de un Solari que promocionó a Reguilón. Las estadísticas retratan su haber ofensivo y su debe defensivo: con él el Madrid marca cada 38 minutos y encaja cada 28; sin él, cada 77 y cada 127.

Mendy (1.638; 10º)

Una de las grandes apuestas de Zidane en materia de refuerzos, completamente exitosa a la vista de su desempeño y de cómo ha caído en la afición. Mendy se ha presentado como una roca en defensa y un martillo pilón en ataque, el heredero de un carril izquierdo por el que Marcelo, no obstante, promete pelea.