REAL MADRID

Mendy retrata a Marcelo

Con el francés en el campo, el Madrid sólo ha encajado 8 goles en 19 partidos (0,42 goles por encuentro). Con el brasileño, los blancos llevan 15 goles en 15 partidos.

Una de las primeras peticiones que solicitó Zinedine Zidane para reforzar la plantilla blanca tras la debacle de la temporada pasada fue el fichaje de un lateral zurdo. El técnico francés detectó que Marcelo necesitaba un estímulo para volver a ser el jugador desequilibrante que había sido durante la primera etapa del francés en el banquillo blanco. Marcelo era entonces un puñal por la banda izquierda, pero la marcha de Zidane y de su íntimo amigo Cristiano le sumieron en una crisis de juego. Lopetegui y Solari solaparon ese bajonazo (también acaecido por las diversas lesiones musculares que padeció) con la inclusión del canterano Sergio Reguilón, que a base de casta, coraje y pundonor logró hacerse con el puesto de lateral zurdo. La llegada de Zidane le dio un giro de 180 grados a su situación. Pero Zidane vio que necesitaba desdoblar ese puesto. Encontró el jugador que buscaba en Ferland Mendy, un zaguero que apuntaba maneras en las filas del Olympique de Lyon. Dicho y hecho, Mendy aterrizó en la Castellana para competir con Marcelo.

Sin embargo, poco a poco y tras superar varias lesiones musculares en el comienzo de la campaña, Mendy se ha asentado en el flanco izquierdo. Desde ahí, y partido a partido, se ha ido soltando lentamente. De ser un lateral que se ocupaba de veloces extremos, caso del villarrealense Chukwueze y del sevillano Navas, se está afianzado también la zaga: con él como titular, el Madrid ha encajado ocho goles en 19 partidos (entre todas las competiciones), lo que da una media de 0,42 goles encajados por partido. Con Marcelo, esa media se dispara: cuando el brasileño ha jugado (15 encuentros), los blancos han encajado 15 goles, lo que da una media de un gol recibido por partido jugado. El brasileño ha pasado a engrosar la Unidad B de Zidane. Sus lesiones musculares también ha sido un hándicap en esta Liga.

Lo mismo pasa con los duelos ganados: mientras que la media de Mendy en duelos ganados a sus rivales es del 60,56%, la de Marcelo baja hasta un 52,17%. Comparando defensas y en el torneo liguero, la zaga formada por Carvajal, Varane, Ramos y Mendy ha participado en nueve encuentros, con seis triunfos y tres empates: no ha encajado en seis partidos (el 66,66%). Por el contrario, ha marcado 17 tantos. Con Marcelo, esa misma línea, pero cambiando al francés por el brasileño, los blancos han jugado tres encuentros, con dos triunfos y un empate. Los blancos han marcado nueve tantos (una media de tres por partido) y encajado tres (uno encajado de media por partido). Después de asistir a Benzema para que éste marcase el gol del triunfo ante el Atlético en el derbi, ante Osasuna brilló por su faceta defensiva: fue junto con Carvajal (los dos laterales), los que más faltas cometieron por parte madridista: tres cada uno.

Para Zidane, la llegada de Mendy ha supuesto un alivio. Él mismo la valoraba de manera positiva en su c9onferencia de prensa anterior al derbi ante el Atlético: “Su integración ha sido muy buena”. Es una persona que quiere aprender y mejorar en un contexto que no conocía. Es un jugador muy competitivo, al que le gustan los duelos y que tiene mucha hambre competitiva. Quiere demostrar que la decisión del club al ficharle puede ser buena”. Eso sí, también señaló lo que debe mejorar: “Tiene que seguir mejorando con el español…”. Y es que con Mendy, el Madrid está siendo más fiable que con Marcelo...