BARCELONA

El Barça se aferra a la vía chilena para ser campeón

En plenas revueltas sociales, la Federación de Chile nombró campeón del pasado torneo a Católica con seis jornadas aún por disputarse. ¿Qué pasó?

El Barça se aferra a la vía chilena para ser campeón

La posibilidad de que el Barcelona sea campeón de Liga sin disputarse las once jornadas que restan es una de las que se manejan en el escenario de campeonato suspendido en el que ahora mismo se encuentra el fútbol español. Aunque LaLiga y los futbolistas son partidarios de jugar lo que resta, los problemas tremendos de calendario pueden hacer que se busquen soluciones de todo tipo. Una de ellas sería dar por concluida la Liga con la clasificación actual como válida. Es decir, el Barcelona sería campeón y el Madrid, segundo. Un final polémico, sin duda.

La realidad es que esta cábala ya se ha producido en otras ocasiones. La más cercana se produjo en el último campeonato nacional de Chile. Entonces, como consecuencia de las graves revueltas sociales que vivió el país a final del pasado año, la decisión fue la misma que ahora favorecería al Barcelona: nombrar campeón al líder en el momento del cese del torneo. En aquel caso fue Universidad Católica, que entró en el palmarés pese a que no se concluyó el calendario.

Hay varios matices que hacen diferente el caso de Católica y el del Barça, en todo caso. Para empezar, en Chile restaban seis jornadas por disputarse por las once que quedan en España. Es decir, casi la mitad. Además, y sobre todo, la ventaja que tenía Católica respecto a su perseguidor, Colo-Colo, era de 13 puntos, por los dos que el Barça tiene de margen respecto al Madrid.

La medida fue polémica, en todo caso, porque también afectó a los equipos clasificados para la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana. Los que aún tenían opciones de clasificarse y no estaban en puestos de acceso en ese momento, quedaron descartados. La federación también determinó que no habría descensos. Medidas que se sometieron a votación y que encontraron el respaldo mayoritario del fútbol chileno. Habría que ver lo que sucedería en España...