COPA DEL REY

Se aplaza la final de Copa

Es la decisión que ha tomado el presidente de la Federación tras reunirse con los presidentes de la Real Sociedad y el Athletic de Bilbao. La fecha más probable, el sábado 30 de mayo.

La final de la Copa del Rey ya no se jugará el 18 de abril. Se aplaza. Es la decisión que ha tomado el presidente de la Federación tras reunirse con los presidentes de la Real Sociedad y el Athletic de Bilbao. Todas las partes coinciden en que es un partido que no se puede disputar a puerta cerrada y que es una fiesta para las aficiones.

La semana que viene habrá una fecha, dependiendo del avance del coronavirus en España. Lo único seguro es que se mantiene la sede del Estadio Olímpico de Sevilla. Hay varias fechas alternativas, la más probable sería el sábado 30 de mayo, una semana después de haber finalizado el campeonato de Liga. Para ello habría que mover un concierto de Extremoduro previsto para ese día en el Estadio Olímpico al Villamarín, asunto para el que están colaborando la Junta de Andalucía y la Federación.

No hay fecha definitiva, pero se cree que podría disputarse a finales de mayo, el sábado 30, una semana después de finalizada la Liga. Pero siempre que el avance del coronavirus no lo impida y el Gobierno no levante las medidas adoptadas ayer tras el Consejo de Ministros.

Rubiales: "El objetivo es que La Cartuja esté a rebosar"

Minutos después de la noticia avanzada por AS, la Real Federación Española de Fútbol emitió un comunicado en el que informó del acuerdo para aplazar la final de Copa del Rey. En boca de Luis Rubiales, el objetivo es que "La Cartuja esté a rebosar". "Ha sido una primera toma de contacto muy positiva, porque en un momento de gran dificultad hemos consensuado que tenemos que intentar asegura esta final con público en las gradas", explica el presidente de la FEF.

Los presidentes de Real Sociedad y Athletic se mostraron satisfechos por la resolución. Aitor Elizegi manifestó la importancia de que haya público en las gradas: "Nosotros necesitamos a nuestra afición para respirar y eso es lo que tenemos que poner por delante, y también su salud. Y por supuesto, las plantillas a las que representamos. Prima colaborar con la situación que estamos viviendo".

Aperribay defiende la misma postura: "Es una final preciosa en nuestros más de 100 años de historia. Por primera vez nos vamos a enfrentar en una final de Copa y además creo que somos unas aficiones ejemplares. Lo primero es la salud pública y lo primero es garantizar a nuestras aficiones cómo van a participar. Son la pieza clave en esta final. Y hay que agradecer a la RFEF la disposición junto con los clubes para buscar la mejor solución".