BETIS - REAL MADRID

Canales es un líder diez años después de llegar al Madrid

Su cambio físico, la gran clave. En Valencia y Real Sociedad, el cántabro tuvo tres lesiones graves que lastraron su progresión.

Sergio Canales saluda durante un entrenamiento del Betis.
JOAQUIN CORCHERO ARCOS DIARIO AS

Una década y tres roturas de cruzado después, Sergio Canales es el líder de este Betis. A sus 29 años, poco o nada tiene que ver el centrocampista cántabro con el chaval que fichó por el Real Madrid de José Mourinho en 2010. El club blanco tenía pensado cederlo para que se fogueara, pero tras una buena pretemporada, el entrenador portugués decidió quedárselo. Jugó bastante, mucho más de lo esperado, pero al año siguiente sí que se marchaba a préstamo al Valencia. Dos lesiones graves le apartaron de triunfar en Mestalla. Otra más frenó su progresión en San Sebastián, donde recaló en 2014.

Pero llegó su paisano y amigo Quique Setién en 2018, el Betis y una voluntad de fortalecer su cuerpo y sus rodillas con la madurez que le ha convertido en un futbolista que ha añadido mucho físico a su indudable calidad. Hoy, más que un mediapunta, es casi un box to box que aparece por todas las partes de campo en el equipo verdiblanco. Suma este año cuatro goles y cuatro asistencias, juego entre líneas y trabajo a destajo en un mediocampo donde defiende poca gente. Aquel tirillas de paso desgarbado y greñas es hoy un jugador de sello inconfundible que volverá a enfrentarse al Madrid, contra el que por cierto suma diez derrotas, un empate y sólo una victoria: con la Real en la 2014-15...