GRANADA - ATHLETIC

El reto de Raúl García

El centrocampista navarro ganó la Copa con el Atlético de Madrid y trata de repetir título en Bilbao. Cumplirá hoy 200 partidos como león y lleva 56 goles.

Raúl García posa en la terraza del bilbaíno Gran Hotel Domine, desde donde se divisa la Ría y el museo Guggenheim.
AIOL / DIARIO AS

Entre todos los futbolistas que sobreviven en esta edición de la Copa, únicamente cuatro pueden presumir de haber levantado el trofeo. Bueno, en realidad sólo uno la tiene en su vitrina habiendo sido un protagonista principal: Raúl García. Sí, porque Illarramendi, actualmente en la Real Sociedad, la ganó con el Real Madrid pero contaba muy poco para Ancelotti. De hecho, jugó sólo cinco minutos en la final que ganó el Madrid en Mestalla en 2014 ante el Barça (1-2), la de la carrera de Bale ante Bartra. Era compañero suyo Diego Llorente, un chico muy joven del Castilla que se asomó por el primer equipo esporádicamente. Ahora trata de agarrar el título con los txuri-urdin. Algo parecido le pasó a Montoro, actualmente en el Granada, en 2008, cuando estaba en el Mestalla pero también actuó en algún partido con el Valencia, así que tiene con orgullo parte de la Copa che ante el Getafe en el Calderón. Isak (Alemania), Monreal (Inglaterra), Januzaj (Inglaterra), Machís (Venezuela) y Gonalons (Francia) las han ganado en otros países y ansían hacerlo en España.

Raúl García tiene dos Europa League, una Liga, una Copa, y una Supercopa de Europa y otra de España. Alzó la Copa en 2013, ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu, en una de las escasas finales perdidas por los merengues en el presente siglo. El centrocampista navarro saltó al campo en el minuto 113 sustituyendo a Koke. Jugó un total de 47 partidos esa temporada y anotó nueve goles entre todas las competiciones. Rulo, eso sí, perdió otra final, ante el Sevilla.

Su reto es mayúsculo: conoce un camino que desea emprender con otro club, un Athletic que no levanta la Copa desde hace 36 años. Raúl rozó el idilio con este trofeo en la temporada 2003-04, cuando perdió la final en categoría juvenil, de la mano del técnico Cuco Ziganda y con compañeros como Monreal, ante el Espanyol. En semifinales eliminaron al Barcelona de Messi.

Desde que dio el salto a Primera de la mano de Javier Aguirre el 24 de octubre de 2004 en una derrota por 0-3, ante el Barcelona, no ha parado de dar lecciones de ambición. A sus 33 años, el navarro disputará hoy su partido oficial 200 con el Athletic. Lleva 56 goles. Esa cifra le convierte en el cuarto máximo goleador de la actual plantilla por detrás de Aduriz (172), Muniain (59) y Williams (58). Además, es el segundo jugador con más victorias en la historia de LaLiga (221) sin haber jugado ni en el Madrid ni en el Barça.