CITY - WEST HAM

El West Ham puede pagar los platos rotos de los 'citizens'

Los citizens son conscientes de que la única forma de alejar, aunque sea momentáneamente, las preocupaciones de la cabeza de sus aficionados es a base de goles.

El City, hoy ante el West Ham.

Corren tiempos complicados para el Manchester City. A la sanción de la UEFA por dos temporadas sin aparecer por la Champions y la multa de 30M€ se le unió en los últimos días la posibilidad de que la Premier le arrebate, además, el título de Liga de 2014, un escenario casi apocalíptico si se cumplen todos los augurios que tiene de los nervios a la familia citizen. El único paliativo, como no podía ser de otra forma, solo puede venir desde el campo, donde se enfrentarán hoy al West Ham en un partido aplazado y que llega en medio de la jornada europea (sigue el partido en directo en As.com).

Lo hará, al menos, en el Etihad, donde todo el ecosistema del club tendrá la oportunidad de reunirse para examinarse mutuamente y lamerse las heridas. Al compromiso público de Guardiola de quedarse pase lo que pase, "como si hay que jugar en Tercera División", se le suma la próxima recuperación de varios lesionados de renombre, que si no llegan a la ida contra el Madrid lo harán casi seguro para la vuelta.

El más importante, por el agujero que tienen en esa posición, es Laporte, que en teoría está ya recuperado, aunque todavía tiene que coger ritmo competitivo. El otro nombre propio cuya vuelta está cercana es el de Sané, que se lesionó la rodilla en agosto en un momento en el que, además, parecía que tenía intención de irse al Bayern.

A pesar de que su segundo máximo goleador, Raheem Sterling, sigue apurando plazos para el partido contra los blancos, los citizens son conscientes de que la única forma de alejar, aunque sea momentáneamente, las preocupaciones de la cabeza de sus aficionados es a base de goles, por lo que su partido contra uno de los equipos más goleados de la Premier se presenta como una ocasión perfecta para ello.