REAL MADRID 3 - REAL SOCIEDAD 4

1x1 de la Real: Isak catapulta la locura del Bernabéu

El delantero sueco lidera con un doblete la histórica clasificación txuri-urdin para las semifinales de Copa del Rey en casa del Real Madrid.

Alexander Isak.
Getty Images

Remiro: Alternó paradones espectaculares con errores evitables en los goles del Real Madrid, especialmente el primero y Segundo. Pero cuando tenía que aparecer para imponerse en su área, en el descuento, lo hizo con una solvencia aplastante, abortando cualquier opción de empate del conjunto blanco.

Gorosabel: Le tocó bailar con la más fea y superó con nota el exigente marcaje sobre Vinicius. Imanol le dio confianza y no defraudó. Hay lateral con proyección. Se centró en su trabajo defensivo, pero ayudó también en ataque, aunque sin ser profundo.

Aritz Elustondo: Un jabato, un gladiador. Lo peleó todo, se impuso en casi todo. Partido muy complicado que solventó con mucha intensidad, generosidad y carácter. Tiene alma de líder. Capitán sin brazalete.

Le Normand: Otra actuación aseada y sin errores del francés. Solo una mala salida de balón al principio que le llevó a ver una amarilla evitable. Pero supo jugar con ese handicap y ganar la mayoría de duelos en los que se midió con Benzema. Va a más.

Monreal: Empezó sufriendo, llegando tarde a todos los balones, pero después se rehizo y acabó cerrando bien su banda. Debió estar más cerca para evitar algunos centros laterales que crearon mucho peligro. Necesita volver a coger el tono de principios de liga.

Zubeldia: Se comió a Valverde. Literalmente. Gran despliegue físico y sentido táctico para dar equilibrio al centro de campo. Perdió el sitio en la recta final de la primera parte y la Real lo notó. Tremendo su trabajo en los minutos finales.

Merino: Es un escándalo de jugador. Está de selección sin pérdida de tiempo. El faro de la Real a la hora de jugar la pelota. Un espectáculo bajando balones largos para ayudar en la salida en largo cuando presionaba el Madrid. No se cansó de dar apoyos a sus compañeros, se fajó sin balón y brilló con él, hasta marcar el 1-4.

Ødegaard: No era un partido fácil para el noruego, con todos los focos apuntando en la misma dirección. Al principio dio la sensación de estar abrumado por la presión, pero fue de menos a más, siempre con su capacidad de sacrificio como principal argumento. Marcó el 0-1 que no quiso celebrar, recibió una falta tremenda de Marcelo que le obligó a abandonar antes de tiempo el partido. Acabo tocado y es duda para el derbi. Jugó condicionado por las molestias en sí muy muslo derecho.

Oyarzabal: La bandera de esta Real. No participó en los goles, pero estuvo en casi todas las situaciones de peligro realista. Impagable su labor en tareas defensivas.

Januzaj: La sorpresa en el once, le faltó ser más incisivo en el uno contra uno y aprovechar su tremenda calidad individual. El 1-0 se generó por su banda. Sustituto al descanso.

Guevara: Buenos minutos para ayudar a sostener el arreon final Del Real Madrid.

Barrenetxea: Lo de este chico es ya insultante. Con 18 años salió a merendarse el Bernabéu, algo que hizo con una jugada de escándalo, dejando sentado a Nacho y sirviendo el 1-3 a Alex Isak.

Aihen Muñoz: Otro guerrero para el sufrimiento del final, aunque no fuera en su puesto.