INGLATERRA

El jugador más pateado de Europa usa espinilleras de niño

Jack Grealish ha recibido 111 faltas en lo que va de curso. El año pasado sufrió una lesión en la espinilla izquierda que le dejó fuera varios meses.

El jugador más pateado de Europa usa espinilleras de niño
Steve Bardens Getty Images

Jack Grealish está siendo una de las sensaciones del año en la Premier League. El centrocampista del Aston Villa suma nueve goles y siete asistencias y es el jugador más destacado de unos villanos que tienen toda su fe puesta en él para salvar la categoría. Su buen nivel está atrayendo las miradas de muchos, sobre todo, de los defensas y los medios rivales que se aplican con dureza para tratar de controlarle convirtiéndole así en el futbolista que más faltas recibe de las grandes ligas europeas.

El de Birmingham acumula un total de 111 faltas recibidas sobre su cuerpo. A 4,8 por partido. Pero Grealish, además, no juega demasiado protegido ya que al 10 del Villa le gusta usar espinilleras para niños. Él asegura que el motivo entra en el terreno de la "superstición" aunque también influye la comodidad para tocar el balón durante los partidos como explican varios medios locales. Según estos, el tamaño de estas espinilleras sería el adecuado para un niño grande. El propio Grealish, eso si, desoye las advertencias. "Algunos árbitros me han intentado decir que no lo haga pero yo pienso seguir así", aseguró hace años atrás a BBC Radio. Grealish siguió y además, sufrió una importante lesión en esa zona: una fractura en su espinilla izquierda que le tuvo alejado 18 partidos durante la temporada anterior y que casi le impiden jugar los playoffs que le dieron al ascenso al Villa (no jugó desde mediados de diciembre de 2018 hasta principios de marzo de 2019).

Jack Grealish durante el Aston Villa-Bournemouth de la Premier League.

Para sujetar esas 'miniespinilleras', Grealish también una unas medias más pequeñas de lo normal dejando prácticamente todas sus piernas al descubierto. ¿Su motivo? La superstición. "Una temporada mis medias encogieron al lavarlas y tuve una buen año así que la siguiente decidí seguir usándolas así", explicó a medios británicos negando la primera versión que aseguraba que lo hizo por emular a George Best. 

Otro Blinder en Birmingham

Grealish es el gran ídolo de las gradas de Villa Park. Nacido en Birmingham en 1995, fue canterano de los villanos y ahora, es el capitán y mejor jugador del club de su vida. "Soñaba con jugar en el Villa. Yo era el niño que veía los calentamientos desde la banda y el que esperaba fuera del estadio para que me firmaran autógrafos. Ser el capitán del Aston Villa ahora mismo lo es todo para mi", reconocía hace unos meses atrás, antes de llevar a su equipo a la Primera División del fútbol inglés.

Al ser de Birmingham, por su corte de pelo y su look de futbolista de otra época, la prensa le ha llegado a 'adherir' a los famosos Peaky Blinders, banda de gangsters de esta misma que protagoniza el último gran éxito de la BBC. El futbolista negó que se inspirase en el estilo de los Shelby para su corte de pelo y además, su 'incorporación' a la banda ha molestado a los fans del Birmingham. Los Blinders, banda que existió realmente y actuó en esta ciudad británica, tenía su base en Small Heath, una zona considerada aficionada a los blues aunque en la serie ninguno de los Shelby se decanta a favor de cualquiera de los dos grandes equipos de la considerada segunda ciudad más importante de Inglaterra.