ATLÉTICO MADRID

Gil Marín, clave en la llegada de Carrasco, que llevará el 21

Las buenas relaciones del dirigente con la propiedad del Dalian hicieron que el club chino atendiera el deseo del jugador, que ya ha elegido dorsal.

Gil Marín, clave en la llegada de Carrasco, que llevará el 21
JUAN AGUADO DIARIO AS

La sorprendente 'Operación Yannick Carrasco', destapada ayer por AS, nació hace meses, aunque por entonces los actores de la misma no sospecharan que se desarrollaría como finalmente ha sucedido. Según pudo saber este periódico, la gran relación de Miguel Ángel Gil Marín con el representante del jugador hizo que el contacto entre ambos se mantuviera desde que el atacante salió de España y que en una conversación meses atrás surgiese la posibilidad de que Yannick regresara al Atlético. No hubo compromiso alguno, ni mucho menos, pero ahí quedó la cosa.

Pasó el tiempo y en la segunda quincena de enero, cuando Simeone dio su beneplácito, Gil Marín y Andrea Berta se pusieron manos a la obra para sacar a Carrasco de China. Para ello ha sido fundamental la labor del primero, cuyas relaciones con la propiedad asiática son excelentes. Con tres años más de contrato, en el Dalian no habían querido atender ninguna de las propuestas que había recibido el belga porque estaban contentos con él y no pensaban acceder a su salida. A contrarreloj, el consejero delegado del Atlético salvó esa barrera en unas condiciones beneficiosas para el club: cesión hasta junio con opción de compra.

Carrasco llevará el 21; la directiva y Simeone, contentos con él

Este viernes Carrasco se entrenó por primera vez con su nuevo-viejo equipo. En el Atleti han celebrado que su fichaje está en buenas condiciones, un gran estado físico que se debe a que Yannick se preparó por su cuenta en su país en las últimas semanas. Tanto es así que el Cholo, que llamó por primera vez esta misma semana a Carrasco, le va a citar para el derbi de mañana (16:00 horas, Movistar LaLiga).

Una fuente conocedora del vínculo entre técnico y futbolista, muy comentado por polémica en el pasado, explica a AS que hay sintonía y lo compara con el de una pareja, con discusiones pero sorbe todo con cariño. Por eso Yannick podría volver a ponerse la rojiblanca en el Bernabéu, con el 21 a la espalda, dorsal que ha escogido tras comprobar que su preferido, el 10, es ahora propiedad de Correa.