ELCHE-ATHLETIC

Herrerín paró el penalti clave a su excompañero de piso

"Le conozco del Atlético B y tenía claro por dónde la iba a tirar", expone el meta del Athletic sobre Iván Sánchez y la tanda en Elche. Tuvo un gesto de pillería de adelantarse dos pasos.

Lo del Athletic ayer fue lo que se llama una librada auténtica. Un partido ante el Elche que se encarriló pronto, pero que el rival de Segunda fue capaz de equilibrar y no perder la cara en ningún momento. En la tanda de penaltis, los leones fallaron dos de los tres primeros lanzamientos y con 3-1 llegó la épica. Los franjiverdes fallaron los dos últimos, Yacine e Isma Sánchez, y con el empate a tres comenzó la muerte súbita. Ahí acertaron Yuri, Dani Calvo y Vesga, y Tekio la lanzó fuera. En el último disparo de la tanda de cinco se vino encima enorme polémica, ya que Herrerín se adelantó dos pasos por delante de la línea de gol. No se percataron ni el árbitro ni el asistente, y no hay VAR, así que sigan, sigan, todo a derecho. "Lo vi muy negro, los penaltis es una lotería, cuando fallas dos y ellos con meter uno les bastaba... alguien me debe algo", lanza Herrerín irónicamente.

"No hay VAR y hay que usarlo a nuestro favor, en el penalti de Raúl (García) también se adelanta su portero, pero como es el primero, nadie habla de ello; lo del mío, ha sido un poco de pillería pero en el momento no me doy cuenta, al ser el quinto es el que más se ve", protesta el meta bilbaíno afincado en Castro Urdiales. Éste jugaba con las cartas marcadas: ambos coincidieron en el Atlético B en la temporada 2011-12 en el Atlético B, con Pantic como entrenador, e incluso compartieron piso. "le conozco de aquella época y tenía claro por dónde la iba a tirar", resuelve Herrerín.

Iago está aprovechando estos partidos de ausencia de Unai Simón por culpa de las paperas, aunque tenía asegurado jugar la Copa. Eso sí, el formato actual, con factor campo para el equipo más débil, le reducen a la mitad los partidos. "Con el otro sistema jugaba más -enfatiza-, se ve ilusión en todos los equipos, es una competición en la que tenemos mucho cariño". El miércoles en el Martínez Valero vio la eliminatoria prácticamente perdida. "No era un partido fácil, cuando de cara a puerta no consigues meter, sabemos que vas a sufrir y así es más bonito". Asume su papel y aunque es inconformista sabe que el futuro se llama Unai Simón: "He tenido ofertas para marchar, Unai es la apuesta del club, el Athletic me cerró la puerta a salir, me dijo que no, apretar así que me dedico como siempre a apretar el culo y disfrutar de los minutos que tenga". 

Casualmente, el extremo Iván Sánchez alcanzó en la eliminatoria de Copa los cien partidos oficiales con el equipo ilicitano. El jugador jienense no pudo celebrar con un triunfo una fecha tan significativa a pesar de que tuvo en sus botas, en la tanda de penaltis, la posibilidad de clasificar al Elche para octavos. Sánchez se une a sus compañeros Fidel Chaves y Gonzalo Verdú, quienes alcanzaron el centenar de partidos el pasado domingo en el encuentro ante el Alcorcón. El presidente del club, Joaquín Buitrago, le ha hecho entrega este jueves al jugador, que llegó al club hace dos temporadas y media, de una camiseta del equipo con su nombre y el número 100 grabada en la espalda.

Durante los 100 partidos con el Elche, el extremo, pieza clave del ascenso a Segunda, anotó 11 goles y ha dado once asistencias. "Es un honor llegar a esta cifra con este gran equipo, y hacerlo en un partido histórico como el de ayer, en el que solo nos faltó la victoria que merecía la afición", afirmó a la página oficial de la entidad.