Finalizado

COPA ITALIA | NÁPOLES 1-LAZIO 0

Vuelve el San Paolo y el Nápoles se despierta

Los sureños se clasificaron a las semifinales de Copa italiana eliminando a la Lazio gracias a un tanto de Insigne. Les espera el ganador del Inter-Fiorentina.

Lorenzo Insigne.
Cafaro/Lapresse via ZUMA Press/d Cafaro/Lapresse via ZUMA Press/d

Tras meses de depresión, el Nápoles vivió una noche de alegría eliminando de la Copa italiana a una Lazio imparable en las últimas semanas, capaz de encadenar 11 triunfos seguidos de Serie A y de levantar la Supercopa ante la Juventus. El equipo de Gattuso se clasificó a las semifinales con un tanto de Insigne, en una noche que puede cambiar su temporada justo antes de recibir, el domingo, a la Juventus de Sarri.

Después de tres meses en huelga debido a las multas que les impedían juntarse en las 'Curvas' los hinchas organizados volvieron al campo de Fuorigrotta, donde los napolitanos llevaban cuatro partidos seguidos ligueros perdiendo, algo que no les ocurría desde la temporada 97/98. El ambiente calentísimo dio frutos enseguida: Insigne, desde la izquierda, penetró en el área, se deshizo de Luiz Felipe, y abrió la lata con un derechazo raso.

Era el minuto dos, y en los siguientes 20 pasó de todo: en el 8’, una imprudente entrada de Hysaj sobre Caicedo supuso un penalti claro para los biancocelesti. Desde los once metros se presentó Immobile que, increíblemente, tropezó durante el lanzamiento y chutó fuera.

Luego, ambos conjuntos se quedaron con diez: el mismo Hysaj paró un contragolpe de Immobile y vio su segunda amarilla, mientras que Lucas Leiva, tras ser amonestado, insultó al trencilla, que le expulsó. La reanudación no regaló más goles, peros sí una enorme cantidad de emociones.

Se comenzó con un tanto anulado a la Lazio por un fuera de juego de Immobile y luego llegó un festival de postes. Milik, Immobile, Mario Rui y Lazzari remataron a la madera y el colegiado anuló otro tanto de los biancocelesti, otra vez por fuera de juego, en este caso de Acerbi. Los sureños defendieron la ventaja hasta el 95’ y conquistaron una clasificación inesperada: en las semifinales, a doble partido, se enfrentarán con el ganador del Inter-Fiorentina.