DINAMARCA

El VAR más innovador llega a Dinamarca: solo 25" de actuación

La Super League danesa incorpora la próxima temporada el vídeoarbitraje. La intención es que la intervención sea mínima y se decida en menos de treinta segundos.

Un aficionado del Manchester City, en contra del VAR.
PHIL NOBLE REUTERS

El VAR sigue desatando críticas y halagos desde su implantación generalizada en el mundo del fútbol. Últimamente hasta Ceferin, presidente de la UEFA, ha manifestado públicamente su contrariedad por las actuaciones y el protocolo del vídeoarbitraje en diferentes países. Su principal crítica radica en los fueras de juego y exige que haya un mínimo de 15 centímetros de margen a la hora de analizar una jugada. Pues bien, sus peticiones han tenido respuesta en Dinamarca, con la implantación de un VAR innovador con matices a sus súplicas.

"Debe intervenir mucho menos de lo que lo hace en la Premier League. De media, el VAR solo entrará a verse en la pantalla del campo una vez de cada tres partidos y durará 25 segundos por intervención", dijo Michael Johansen, el presidente del comité de árbitros del DBU en declaraciones al medio danés Politiken. De este modo, la realidad, o al menos su intención inicial, es clara: si en 25 segundos la sala del vídeoarbitraje no ha sido capaz de ver si hay o no fuera de juego en una jugada, no se considerará un fallo manifiesto y se respetará la decisión original del colegiado.

La Super League de Dinamarca incorporará la próxima temporada el VAR. Lo hará tarde, pero el tiempo de espera ha facilitado un análisis de su funcionamiento en otros países y una introducción teniendo en cuenta sus pros y sus contras. "Cuando un juez de VAR pasa dos minutos jugando con las imágenes de televisión para encontrar un posible fuera de juego de tres milímetros se vuelve ridículo. Ridículo porque hay demasiadas incertidumbres. Entrenaremos a los jueces de vídeo daneses para que solo intervengan en un error claro y manifiesto. No creemos que el dedo gordo del pie adelantado lo sea", cerró Michael Johansen.