OVIEDO

Sale el sol para Lunin

El guardameta, tras no disputar ni un solo minuto con el Valladolid en LaLiga Santander, es titular en su primer partido con el Oviedo. Se fue por necesidad de minutos.

Lunin, en su presentación como guardameta del Oviedo.
REAL OVIEDO Europa Press

Andriy Lunin vuelve a disfrutar del fútbol. A sus 20 años y recién aterrizado en el Real Oviedo, ya goza de su primera oportunidad desde el once titular. Algo que no ha sido habitual para él en los dos últimos años, en los que ha pasado de puntillas por Leganés y Real Valladolid. Así es el fútbol: el Madrid quería encontrarle un hueco en Primera División para que se forjara como guardameta de futuro, pero se encontró en el camino con guardametas experimentados en el campeonato español como Cuéllar o Masip y acabó su vínculo sin consagrarse en la portería.

De hecho, el propio Lunin reconoció en una entrevista en Football Hub que el Leganés pagó una multa al Real Madrid por no darle las suficientes oportunidades. "Algo se redactó en mi contrato con el Lega sobre mis minutos en el club, pero no sé exactamente el qué", dijo. Y es que en su primera cesión apenas contó para Pellegrino y, por tanto, no pudo tener los minutos que le hubiera gustado para rodarse y empezar su camino rumbo a ser el guardián de la portería del Santiago Bernabéu más pronto que tarde.

No obstante, su etapa en Butarque puede considerarse incluso más positiva que la del Valladolid. En Liga, disputó cuatro partidos de titular en los que encajó cinco tantos. En Copa, solo fue titular en dieciseisavos, donde los suyos lograron la clasificación ante el Rayo Vallecano. Aun así, un bagaje muy pobre para el talento que proyecta, lo que llevó al Madrid a buscarle un nuevo destino. Fue el Valladolid, donde solo jugó las dos rondas coperas frente a Tolosa y Marbella. Ante este último fue uno de los grandes protagonistas al detener dos penaltis en la tanda fatídica.

Lunin, gran cartel a pesar de su ostracismo

El Real Madrid apostó por un joven portero ucraniano en base a sus brillantes actuaciones. Aunque Leganés y Valladolid no le hayan dado los minutos esperados, sigue teniendo un importante cartel a nivel internacional. Mismamente, quedó 15º en la votación del Golden Boy y quedó en el 'Top 10' del Trofeo Kopa. Además, independientemente de no jugar en su club, la selección de Ucrania ha seguido apostando por él con asiduidad.

Previamente, en el Mundial Sub-20, se proclamó como mejor cancerbero de la competición y contribuyó de forma sobresaliente en que su equipo se proclamara como campeón. Un campeonato que el Madrid entendió que era motivo suficiente como para hacerse con la portería de un equipo de Primera. Lo pidió el Valladolid, pero Sergio González ha preferido que Masip fuera el protagonista en busca de la permanencia.

Ruptura de cesión y marcha al Oviedo

A pesar de que había firmado hasta el 30 de junio en Pucela, el Real Madrid apostó por romper la cesión para que no pasara seis meses más abonado al banquillo. No existía ninguna cláusula que así lo permitiera, pero la relación entre Valladolid y la entidad blanca es sobresaliente y no hubo reparo en llegar a un acuerdo. AS informó de que a las oficinas del Bernabéu llegaron varias ofertas, pero que la intención era que recalase en un club que le garantizase tener minutos.

Dicho y hecho, Lunin llega al Oviedo para arrebatarle el puesto de titular a Nereo Champagne y para tener que afrontar la presión de contribuir en la permanencia de un equipo que está en la parte baja de LaLiga SmartBank. Por el momento, Javier Rozada ha cumplido su palabra y tan solo unos días después de firmar su contrato, ha debutado como titular ante el Almería. Un paso más antes de convertirse en el segundo portero del Real Madrid, quién sabe si la próxima temporada...