SERIE A

Las líneas torcidas del campo aplazan el Verona-Genoa

Un contratiempo nunca visto en la Serie A aplazó 15 minutos el arranque del partido en el Estadio Marcantonio Bentegodi.

Las líneas torcidas del campo aplazan el Verona-Genoa

Un contratiempo nunca visto en la Serie A aplazó 15 minutos el arranque del partido entre Verona y Genoa, que estaba previsto para las 18 horas. En el estadio Bentegodi, un Hellas que cierra una primera vuelta excepcional (ganando, alcanzaría a Milán y Parma en el octavo puesto) recibirá al ‘Grifone’, que pelea por evitar el descenso (marcha penúltimo), pero los tifosi tendrán que esperar algo más de lo previsto para que la pelota eche a rodar.

Como desveló 'Sky Sport', las líneas de las áreas estaban torcidas y hubo que volver a pintarlas, retrasando el calentamiento de los dos conjuntos y, obviamente, el saque de inicio. La decisión la tomó el jefe de los árbitros Nicola Rizzoli, tras una inspección, y fue aprobada por la Lega Serie A.