REAL MADRID

Raúl busca en 2020 un milagro con el Castilla

El filial blanco aspira al ascenso, pero está a ocho puntos. Ha encajado 21 goles, casi tantos como los que ha metido (23).

Raúl, tras la derrota ante el Atleti B del 30 de noviembre de 2019 (2-0).
PEPE ANDRES DIARIO AS

Raúl afronta su segundo año natural como técnico del Real Madrid Castilla. La leyenda blanca tiene por delante un gran reto con el filial: el ascenso a Segunda, que el Castilla no logra desde la temporada 2011-12, con Alberto Toril en el banquillo. No lo tendrá fácil, dado que su equipo cerró 2019 a ocho puntos del playoff de ascenso (con un partido menos) y a sólo tres del descenso. Cinco victorias, siete empates y cinco derrotas dejan su futuro en el aire, dado que el contrato del técnico expira en verano.

Las idas y venidas han sido una constante desde el inicio del curso. El Castilla ha goleado a buenos equipos como Getafe B (3-0) y Rayo Majadahonda (3-1), pero también ha caído derrotado ante Atlético B (2-0), Racing de Ferrol (1-2), Sporting B (4-2) e Ibiza (1-2). Y ha encajado 21 goles, casi tantos como los que ha marcado (23). Pero si por algo se caracteriza este Castilla es por empatar: tras el Melilla (8 partidos), es el segundo equipo que más veces ha terminado en tablas sus citas: siete. Aún así, Raúl espera seguir la estela de Zidane, que a estas alturas de su primera temporada en el Castilla había ganado ocho encuentros (acabó sexto aquella temporada, con 58 puntos).

El Castilla tiene la plantilla más joven de la categoría junto a Las Palmas Atlético (19 años de media). Un aliciente para la formación, pero un hándicap a nivel de resultados por la inexperiencia. La planificación de la primera plantilla ha perjudicado al filial: las incógnitas sobre el futuro de Rodrygo (jugó ante Langreo y Rayo Majadahonda, al que le hizo un gol) y Kubo (jugó un amistoso ante el Alcorcón) fueron otro inconveniente para Raúl, frenando además el fichaje del delantero Campana, ya pactado.

En la portería, Raúl tampoco lo ha tenido fácil: Altube ha compaginado el primer equipo con el filial y no tiene regularidad. Pese a estos desajustes, Raúl se ha ganado la confianza de algunos de sus jugadores, especialmente de César Gelabert, que volvió el 2 de noviembre tras su lesión de clavícula y es indiscutible.

El retorno a la actividad será intenso: el Castilla recibe este domingo al Melilla (11:30h.), luego viajará el día 8 a Vigo para jugar su partido contra el Celta B (aplazado desde el 20 de diciembre por la alerta que vivió Galicia) y el 12 de enero recibirá la visita de Las Rozas (12:00).