ENTREVISTA | EX-ENTRENADOR ELCHE

Alberto Toril: "Fabián es perfecto para este Real Madrid"

El actual entrenador del Guangzhou U19 fue la persona que empezó a dar brillo a Fabián en el Elche. El peñarriblense analiza el presente y el futuro del hombre de moda.

Cuando hablamos de ‘La Fábrica’ es difícil no pensar en Alberto Toril (campeón de U19 en España y China). Él fue quien consiguió el últimos ascenso del filial madridista a Segunda División en 2012 tras confeccionar una de las mejores generaciones que se recuerdan con jugadores como Carvajal, Jesé, Morata, Lucas Vázquez… Dos temporadas después de esa gesta coincidió con un jovencísimo Fabián en el Elche, donde le sacó el brillo suficiente para que volviera al Betis y se convirtiese en la estrella que es a día de hoy. 

Ganó la Segunda B en 2012 con el Castilla y ahora la Liga U19 con Cannavaro en el primer equipo. Formación y Real Madrid siempre vinculados…

Cada uno debe saber en qué faceta aporta más y a mí lo que me hace feliz es trabajar en la formación de talentos. Están en una edad difícil donde cualquier detalle puede decantar su futuro y es clave escucharles para luego aconsejarles. Hemos salido campeones con el Guangzhou y es una sensación que nunca olvidaré en una competición apretada. Sí, es cierto. Trabajar cerca de Fabio es un privilegio, ya que tiene las ideas claras y nos entendemos maravillosamente. El jugador chino es responsable y quiere aprender siempre. A partir de ahí, intentamos ver qué talentos pueden llegar al primer equipo.

FUTBOL 19/20

Hablando de jóvenes talentos, también dirigió a Fabián…

Él llega al Elche con 19 años como cedido tras tener pocos minutos en el Betis. Fabián necesitaba demostrar que era un gran jugador y lo consiguió. ¡Ojo! Parecía que era fácil, pero él llega de no tener continuidad y a mitad de temporada a un club nuevo.

Usted venía de entrenar a los Jesé, Morata, Lucas Vázquez… Imagino que no le costó mucho detectar su talento. ¿Verdad?

Se le veía que había nacido para jugar en un equipo grande. Tenía unas cualidades bestiales con ese 1’90 de estatura. Eso sí, había que pulirle entre todos puesto que de ritmo no estaba al 100%. Al principio le costó un poco y al final se acostumbró a jugar los 90 minutos al máximo nivel. Pese a que ya dejaba grandes detalles, siempre hay factores como la presión mediática que pueden impedir que los jugadores triunfen y eso lo llevó con naturalidad.

¿Es un jugador para el Madrid?

Encaja perfectamente. Es un jugador con recorrido y eso en el Madrid gusta. No hace un juego estático, sino de ida y vuelta que abarca todo el campo. Además, el hecho de ser zurdo siempre es un plus. Parece que hay menos zurdos que diestros y sabe sacarle rédito a eso. En el Nápoles y con España ha demostrado que está preparado para cualquier desafío.

¿Haría muchos goles?

Por supuesto, al final se trata de un jugador muy ofensivo que cuenta con una gran presencia en el área rival. En el Madrid haría bastantes goles porque llegaría desde la segunda línea y ahí es un peligro.

¿En qué posición da más nivel?

Es muy completo. Puede jugar como pivote, interior, doble pivote… Se adapta a lo que le eches y eso para los entrenadores es vital. Al fin y al cabo tiene virtudes para conseguir lo que quiera.

¿Qué es lo que más le ha impactado de él?

FUTBOL 19/20

Es un chico de familia humilde y eso le ha ayudado a ser generoso. Ha tenido que labrarse un buen camino para sobreponerse a las dificultades y se ha ganado todo lo que ha conseguido.

Por cierto, ¿cómo recuerda ese ascenso con el Real Madrid Castilla?

Fue un proceso porque los entrenadores necesitamos tiempo para hacer bien las cosas. Lo cogimos en una situación difícil y en la segunda vueltas estuvimos casi invictos. Nos eliminaron de los play-off el primer año y nos hicimos más fuertes.

¿Tan importante es perder alguna vez?

En ese momento supe que sí. Una derrota tan dura como esa nos hizo conocernos mejor y entrar más en contacto de una manera distinta. En la segunda temporada metimos algún que otro matiz y fuimos casi invencibles.

Solari y Zidane pasaron del Castilla al primer equipo. ¿Se le quedó esa espinita clavada?

Para mí lo más importante fue la formación de esos jugadores y que en el futuro me agradeciesen el trabajo que hice con ellos. A todo el mundo le gustaría entrenar al primer equipo, pero son momentos que pasan. Y yo no sentí que ese momento surgiese. El Madrid no es un club normal porque más que un club es un sentimiento y cuando me cesaron tenía un dolor interno porque sentía mucho todo lo que significa.

¿Cómo analiza al actual Castilla de Raúl?

Es un equipo muy joven y eso para la formación es muy bueno. Pero también es más difícil mantener una regularidad que si tienes a jugadores algo más veteranos. Creo que todos los jugadores tienen un gran talento individual y sé que irá a más en la segunda vuelta. Además, Raúl es un referente y tiene madera de entrenador. Nadie mejor que él para dar consejos a los jóvenes.

Otro referente es Zidane…

Lo que ha hecho en el Madrid tiene mucho mérito. Es un entrenador que ha sabido gestionar fantásticamente el grupo humano. Parecía que esta temporada no había empezado muy bien y ahora demuestra que el equipo está en un tramo con regularidad en sus resultados.

Por último, ¿qué objetivos tiene de futuro?

Estoy realmente feliz y me queda un año más de contrato. Quiero seguir ayudando a los chicos jóvenes para que den ese salto a la élite.