SELECCIÓN

Ramos tiene un aliado en su afán por ir a los Juegos: Luis Enrique

El asturiano fue oro olímpico con la Selección en Barcelona'92. El problema es que las plazas están caras y se supone que los que han logrado la clasificación tienen prioridad.

Sergio Ramos celebra un gol con la Selección
JESUS RUBIO DIARIO AS

La Eurocopa señala el camino. Luis Enrique apoya a Sergio Ramos en su afán por defender los colores de España en los Juegos Olímpicos de Tokio. El asturiano sabe bien de qué se trata el asunto, ya que él mismo, además de jugar tres Mundiales (Estados Unidos 1994, Francia 1998 y Corea-Japón 2002) con La Roja, fue oro olímpico con la Selección en Barcelona'92. Luis Enrique guarda como uno de los mejores recuerdos en su carrera como futbolista precisamente su participación en los JJ OO. Por eso comprende y apoya a Sergio Ramos en su deseo de defender los colores de España en la cita olímpica. El problema es que las plazas están caras y se supone que los que han logrado la clasificación tienen prioridad.

Prioridades. La idea de Luis de la Fuente, seleccionador Sub-21, es llevar a Fabián, Ceballos y Merino, los tres que fueron campeones en el último Europeo y que llegarán a Tokio rebasando la edad reglamentaria. La norma permite llevar a tres jugadores mayores de 23 años, y se supone que los citados tienen la prioridad. Además de estos tres, hay otros seis que también fueron campeones de Europa el pasado verano en Italia y que superan la edad. Pero aún así no hay que descartar a Sergio Ramos, que no sólo cuenta con el apoyo de Luis Enrique sino también con el del presidente Rubiales.

Cambios en el reglamento. El presidente de la UEFA, Ceferin, ya se ha manifestado en contra del uso indiscriminado del VAR. Es partidario de introducir un factor de error de 15 centímetros para el fuera de juego. Pero sobre todo quiere que el videoarbitraje se use sólo para "errores claros y manifiestos". Llevará esta propuesta a la International Board, que se reunirá en marzo en Irlanda. Allí se tratarán también las sustituciones temporales. La sustitución temporal se realizará cuando un jugador sufra un golpe en la cabeza que precise atención médica. En ese tiempo, los entrenadores podrían hacer un cambio para no quedar en inferioridad numérica. La otra propuesta que llevará la UEFA es restringir las protestas a los árbitros a la figura exclusiva de los capitanes. Lo que se pretende es evitar esa imagen clásica de un equipo entero rodeando a un colegiado para protestar por una decisión. Aquí no habrá medias tintas, y los árbitros podrán tirar de la tarjeta roja en caso de sentirse intimidados.